Senderismo y avistaje de aves

En Mariano Moreno, la laguna La Solitaria, una verdadera joya en el desierto.

Es uno de los tesoros que guarda la estepa del centro neuquino. Gracias al esfuerzo de un grupo de personas se convertirá en un espacio ideal para el senderismo y la observación de aves. Se trata de la laguna La Solitaria, una verdadera joya en el desierto.

“Hay pocas lagunas en esta zona y vemos que cada ves están más pobladas de aves lo cual significa que allí encuentran alimentos. Entre las especies residentes y fáciles de identificar tenemos al flamenco austral, actualmente en estado vulnerable, el cisne de cuello negro, todo tipo de patos y macas”, explicó la docente e impulsora del proyecto, Silvia González.

ntre las aves migratorias que llegan a la laguna, ubicada en las afueras de esta localidad, aparecen teros, chorlos y playeritos, entre otros. Algunas llegan provenientes del hemisferio norte y se quedan aquí durante la primavera y el verano.

“Las aves tienen memoria y regresan cada año a este y otros humedales con el objetivo de alimentarse y nidificar. Cuando el hombre modifica estos ambientes se va perdiendo un valioso recurso científico y de disfrute”, añadió González.

Con la puesta en marcha del primer sendero interpretativo alrededor de La Solitaria se ponen en valor las enormes riquezas naturales con las que cuenta esta localidad ubicada en el corazón de la provincia.

La iniciativa surgió de los profesores del Centro de Formación Profesional 33, Aldo Carrasco y Silvia González quienes junto a varios alumnos, la dirección del establecimiento y el área de turismo del municipio local encabezada por Claudio Lagos.

“Con este proyecto de conservación se apunta además a generar un turismo sustentable, una opción de cuidado de la naturaleza”, cerró González.


Comentarios


Senderismo y avistaje de aves