Sin margen de maniobra

Por Redacción





Eduardo Duhalde no pudo consolidarse como claro líder opositor al quedar muy lejos del oficialismo y ahora deberá repensar su estrategia para encargar los comicios generales de octubre. Duhalde deberá remontar un duro camino que consiste en quitarle adherentes a los otros líderes opositores que también quedaron lejos de la fórmula oficialista pero en paridad con el cacique de Lomas de Zamora. Y peor aún, deberá diseñar un esquema para cooptarle votos al oficialismo. El candidato del Frente Popular además tendrá dos opciones: intentar limar votos que esta vez quedaron del lado del oficialismo que se alzó con un triunfo contundente y sacarle sufragios a aquellos opositores, que a su vez podrían estar pensando lo mismo. Más allá de su ubicación final, el escaso porcentaje de votos le impidió salir como un claro predominio en el campo opositor y muchos menos para realizar maniobras hacia dentro del peronismo.

análisis


Comentarios


Sin margen de maniobra