Sin pistas del intento de robo a un repartidor



NEUQUÉN (AN).- El repartidor lesionado por dos motochorros en el barrio Gregorio Álvarez ya fue dado de alta y no pudo dar mayores detalles de los agresores porque iban con casco. Se trata del intento de robo que padeció el chofer de la firma SanCor que realiza el reparto de los lácteos en la zona oeste de la ciudad. El lunes, el hombre y su compañero se encontraban estacionado atendiendo un cliente en el barrio Gregorio Álvarez cuando padeció la agresión. El chofer narró a la policía que su compañero estaba en la caja del camión preparando los productos que tenía que bajar al negocio cuando él advirtió el paso sospechoso de una moto 110 cc tipo Scooter con dos sujetos que llevaban el casco puesto. Esa situación lo inquietó por lo que decidió bajar del camión pero al momento de hacerlo advirtió que la moto volvía y uno de los sujetos sacó un arma de fuego. De inmediato empezó a correr y en la persecución le dispararon entre dos y tres veces dando uno de los proyectiles en la parte superior de su pie izquierdo. Sin lograr concretar el robo, los motochorros huyeron del sector y el hombre fue al hospital de donde trascendió le extrajeron un plomo aparentemente calibre 22 que deberá ser peritado por criminalística. Hasta ayer la policía no tenía mayores datos de los agresores y tampoco se contaba con testigos.


Comentarios


Sin pistas del intento de robo a un repartidor