Sobresueldos: el pedido de condenas sorprendió e indignó a exministros

El fiscal Trejo reclamó que los miembros del gabinete de Saiz reciban penas por el cobro de adicionales en forma ilegal. Barbeito y González, los más complicados.



1
#

El fallo de los jueces Guerra Lavayén, Gandolfi y Valverde se leerá el 10 de agosto.(Foto: marcelo ochoa )

2
#

El fiscal Hernán Trejo finalmente acusó a los 11 exintegrantes del gabinete de Miguel Saiz acusados en el juicio por los sobresueldos. Pidió penas de prisión efectiva para dos de ellos, prisión en suspenso para otros ocho y una multa para el imputado restante. Y la reacción fue instantánea, con indignación, sorpresa y duros reproches contra el representante del Ministerio Público.

“Vos acusaste porque tenés que defender tu cargo en el Consejo de la Magistratura”, le espetó el extitular de la cartera de Gobierno, Seguridad y Justicia, Diego Larreguy a Trejo, al que atacó hasta que el presidente del Tribunal, Gustavo Guerra Lavayén, lo llamó al orden.

Antes, el exministro de Producción, Juan Accatino, se defendió diciendo que “en todos los años que ejercí como ministro le puse todo, le entregué un pedazo de mi vida a la gestión”.

Nota Relacionada: Sobresueldos: sospechan que se busca hacer caer la causa

“Yo no tenía por qué ponerme a revisar si estaba bien el decreto que establecía el pago de adicionales. ¿Qué tenía que hacer? ¿No pagarlo?”, expresó conmocionado el dirigente radical del Valle Medio.

Accatino aseguró que “cumplí con lo que tenía que cumplir y ahora me vengo a enterar que robé, que cometí peculado”.

Por su parte, el exministro de Educación, César Barbeito, recurrió a la teoría conspirativa acusando al diario “Río Negro”, a la exprocuradora Liliana Piccinini y al exgobernador Carlos Soria de “unirse para derrocar al gobierno radical”.

Omar Contreras, extitular de Turismo, afirmó: “soy inocente, no me llevé un sólo centavo, no me compré ni un calzoncillo, estoy emocionalmente quebrado, cualquier ciudadano en mi lugar hubiera actuado de la misma manera”.

Sus abogados defensores, Damián Torres, Oscar Pandolfi, Carolina Cardella, Juan Carlos Chirinos y Pedro Vega, reivindicaron la legalidad del procedimiento de pago de adicionales, los compararon con los gastos reservados de la Legislatura y calificaron como un absurdo el encuadre jurídico de peculado. Con argumentos políticos y técnicos intentaron derribar la acusación impulsada por Trejo.

Nota Relacionada: Sobresueldos: más imputados se defendieron de las acusaciones

Torres acusó a los legisladores del Frente para la Victoria, Alejo Ramos Mejía y Nicolás Rochás, de intentar coaccionar al fiscal y pidió al Ministerio Público que investigue si hubo comisión de delito por las declaraciones en las que manifestaron sospechas sobre un pacto de impunidad.

El fiscal, solicitó cuatro años de prisión efectiva e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos para el exministro Barbeito y para el exsecretario general de la Gobernación, Francisco González. Los consideró culpables del delito de peculado al ser los responsables de la distribución irregular de los sobresueldos.

En tanto, pidió tres años de prisión en suspenso y también la inhabilitación plena para los exministros Accatino, Larreguy, Contreras, Alfredo Pega, Cristina Uría, y para el ex Tesorero José Ongaro.

Para Sergio Pendas y Aníbal Hernández, en su calidad de subsecretarios, pidió dos años de prisión en suspenso e inhabilitación perpetua, mientras que para el excontador, Gustavo Picchi, por el delito de incumplimiento de deberes de funcionario público, pidió la multa máxima de 12.500 pesos e inhabilitación por un año.

“Yo no tenía por qué ponerme a revisar si estaba bien el decreto que establecía el pago de adicionales. ¿Qué tenía que hacer? ¿No pagarlo?”.

Juan Accatino, exministro de Producción.

“Soy inocente, no me llevé un solo centavo, no me compré ni un calzoncillo, estoy emocionalmente quebrado”.

Omar Contreras, exministro de Turismo, ya condenado en otra causa.

Datos

“Yo no tenía por qué ponerme a revisar si estaba bien el decreto que establecía el pago de adicionales. ¿Qué tenía que hacer? ¿No pagarlo?”.
“Soy inocente, no me llevé un solo centavo, no me compré ni un calzoncillo, estoy emocionalmente quebrado”.

Comentarios


Sobresueldos: el pedido de condenas sorprendió e indignó a exministros