Socialdemocracia siglo XXI

Carta de Lector

Por Carta de lector





LOMAS DE ZAMORA

Las sociedades siempre avanzaron para llevar una vida mejor, pero estos logros rara vez se dieron sin luchas entre los que menos tienen y los más pudientes.


En una economía tan inestable y cíclica los trabajadores nunca verían sus mejoras.Es el Estado, previa reforma, quien tiene la obligación de dictar leyes para que el más rico no abuse del que menos tiene, porque dejar esto a merced de cada uno traería más abusos y automáticamente más luchas lógicas por la supervivencia.


El estado cuando es conducido por aquellos sectores de privilegio, sean democráticos o no, sanciona leyes en detrimento de las mayorías, cuya resultante es mayor marginación y pobreza. Siempre se desprende de está situación la discusión sobre las relaciones en el trabajo cuando deben finalizar en despidos, la propuesta es eliminar las indemnizaciones, con la excusa que ese motivo provoca la falta de inversión.


Desde la socialdemocracia a la que adherimos, se debe exigir y establecer una profunda discusión que no se constriña solo a las contradicciones del capitalismo otrora y aún en estos tiempos es momento de pensar una nueva relación laboral que permita el desarrollo de toda la sociedad y no sólo de unos pocos.


El argumento de sacar las indemnizaciones es falaz porque el principal motivo de que no vengan inversiones es la corrupción, la falta de seguridad jurídica, que no haya reglas de juego claras, la falta de políticas de Estado, la carga impositiva, pero resulta más fácil para los representantes del privilegio darle esa herramienta para los despidos arbitrarios.


Los que militamos ideas socialdemócratas tenemos que exigir una discusión mucho más amplia, donde pongamos en claro que educación queremos y necesitamos el conjunto de la sociedad para los próximos 50 años, un sistema eficiente y universal de salud, una justicia que no sea ciega y sin corrupción, que quienes están a cargo de la seguridad se preparen primero para la prevención y luego para la represión, tenemos que discutir que sociedad queremos, como formamos mejores personas, como hacemos un mundo más saludable etc.


Nada de esto se puede hacer si no discutimos una nueva relación Capital/Trabajo donde la distribución va en simultáneo con la producción y la acumulación de riquezas, donde no se puede desconocer como se hizo en el siglo XX el consumismo y la tecnología, sino asumirlo como algo que la sociedad incorporó y vino para quedarse.


Fabio Abraham
(Extracto del texto enviado)


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Socialdemocracia siglo XXI