Concejales debaten la modificación del Código de Planeamiento urbano y rural de Cipolletti

El Concejo Deliberante busca crear una herramienta de planificación territorial acorde a las necesidades actuales de la población.  





El Concejo Deliberante de Cipolletti viene trabajando en la modificación del Código de Planeamiento Urbano y Rural de la ciudad. El objetivo es tener una herramienta de planificación territorial para lograr un mayor orden en las diferentes áreas que tienen crecimiento continuo. 

La ciudad desde hace unos años está creciendo de manera muy acelerada y con una normativa obsoleta. Esto implica que el municipio deba tener una herramienta de planificación que permita un crecimiento organizado, además de que ese crecimiento acompañe al desarrollo de las ciudades vecinas.  

La presidente del concejo, Silvana Larralde, explicó que el proyecto busca ordenar diferentes áreas urbanas y rurales. Dentro del área rural «se propone un estudio de uso del suelo rural mixto, que habilita nuevos usos, entre ellos, el uso complementario de actividades rurales primarias con la actividad administrativa, educacional. El ordenamiento busca seguir apostando a la economía de nuestra ciudad, Cipolletti es un corredor muy importante porque tenemos trazabilidad con otras ciudades como Neuquén, Cinco Saltos y Centenario», expresó Larralde. 

Actualmente, los concejales que trabajan en el proyecto cuentan con la asistencia técnica de los profesionales del Poder ejecutivo, además de los diferentes actores que participan en la modificación del proyecto. Entre ellos, desarrolladores inmobiliarios, martilleros, el colegio de arquitectos, el colegio de ingenieros, la cámara de industria y comercio y vecinos de los sectores, con el objetivo de obtener una norma consensuada. 

Larralde destacó que: «Estamos trabajando en las comisiones con los distintos actores de la ciudad, invitándolos a que conozcan el proyecto y participen. Hay que destacar que nunca se hizo un trabajo así en el que se escuche a todos los involucrados».  

Además, explicó que el proyecto tiene dos objetivos: uno que tiene que ver con la planificación de la ciudad y otro con la edificación, esto último se refiere a establecer qué está permitido construir en cada área. «Tratar la modificación no significa que habrá una ampliación, sino que hay una zonificación que tiene que ver con un ordenamiento a lo que ya está», manifestó Larralde.  


Detalles de las modificaciones


El crecimiento de las ciudades amerita una rezonificación de las áreas, en este sentido el cambio normativo incluye áreas, redefine los usos del suelo de algunas de las existentes. En este sentido, establece como corredores periurbanos a la calle Julio Dante Salto y la Ruta 65. En la calle San Luis se busca repensar los usos y ocupación de las parcelas frentistas, de allí hasta Ferri, allí se propone establecer un barrio abierto, y hacia al oeste cerrado, con frente comercial en ambos márgenes. En la zona de La Falda se busca ajustar la superficie de las parcelas, y modificar las tipografías edilicias para que contribuyan a un mayor aprovechamiento del suelo.  

Por otro lado, el proyecto no desconoce que «el ejido de la ciudad está conformado por ocupaciones espontáneas originada por la necesidad de los pobladores que no vieron sus necesidades de acceso al hábitat satisfechas, por lo tanto, ocuparon terrenos creando asentamientos en el margen del río, de las vías del ferrocarril, en calles o cursos de agua y en suelos castrado privado o público, en estado de abandono». En este sentido, asegura que algunos son factibles de abordaje e integración socio urbana, como por ejemplo el barrio Labraña. 

Para llegar a una aprobación de la modificación los concejales continuarán trabajando en la comisión de Obras y Servicios Públicos para que el proyecto sea aprobado de manera consensuada, incluyendo a todos los actores.  

En las últimas sesiones estuvieron presentes la presidente del concejo Silvana Larralde, los concejales Horacio Pierucci, Flavia Boschi, Carlos Martínez Larrea y Lorena Yensen, junto a la secretaria de gobierno, Patricia Fernández y el arquitecto Octavio Folatelli. También estuvieron presentes desarrolladores de la zona, entre ellos, Marcelo Rossi, Juan Perilli, Marcelo Cervi, Daniel Zoppi, Francisco Cabo, Gonzalo Retamozo y Rodolfo Dante.   


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Concejales debaten la modificación del Código de Planeamiento urbano y rural de Cipolletti