Cortaron lengas que crecieron tras un incendio en el sur de Bariloche para hacer corrales

Ese bosque se había quemado en los años 90. Los inspectores no pudieron identificar a los responsables.





Un inspector de la Dirección de Bosques de la Zona Andina decomisó entre 40 y 50 renovales de lengas en inmediaciones de la estancia La Paloma, a 15 kilómetros de Bariloche. El operativo se llevó a cabo junto a personal de la Comisaría 80 y el Servicio de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales (Splif).

El inspector Alfredo Allen explicó que el procedimiento se inició a partir de la denuncia de un propietario camino a La Paloma, por cortes masivos de lengas «en su campo arriba, hacia el oeste». El denunciante detalló cómo llegar al lugar.

«En ese sector, observamos unos corrales para animales y una especie de rancho con chapas. Usaron un lengal que se había quemado en los 90. Eran lengas jóvenes de 20 o 25 años, de 15 centímetros de diámetro», indicó Allen.

El inspector recalcó que después de un incendio, el bosque de lengas se regenera naturalmente aunque tarda muchos años. «Son árboles jóvenes que todavía no pueden producir semilla. Ahora, los han cortado y pasarán unos 30, 40 años más en recuperarse», aseguró. En ese procedimiento, no fue posible multar a los responsables ya que el personal no encontró a nadie en el lugar.

Allen destacó que no es el primer caso que detectan de corrales levantados con postes de lengas. Días atrás, se realizó un procedimiento similar en la zona del cerro Pico Quemado, a unos 60 kilómetros de la ruta 80 al aeropuerto de Bariloche.

«Era el único bosque de altura de lengas en recuperación en la estepa. Pero en este caso, identificamos a los responsables y pudimos multarlos», dijo.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Cortaron lengas que crecieron tras un incendio en el sur de Bariloche para hacer corrales