En efectivo o pago en cuotas, las estrategias para comer carne en Neuquén y Río Negro

En los últimos 15 días se registraron dos nuevos incrementos vinculados a la suba de los combustibles. Según la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina, el consumo local de carne vacuna alcanzó su nivel más bajo en los últimos 30 años.

Tras un breve respiro en los aumentos de la carne, volvieron a registrarse dos subas en los últimos 15 días que impactaron aún más en el consumo. Desde la Cámara de la Industria y Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra), informaron que el consumo local de carne vacuna alcanzó su nivel más bajo en los últimos 30 años.

Jose Luis Bunter, presidente de la Cámara de Industria y Comercio de Cipolletti y vicepresidente primero de la Federación de Entidades Empresarias de Río Negro (Feern), explicó que los recientes aumentos del combustible se trasladaron a los valores de la carne con y sin hueso.

«La inflación es inferior a los meses anteriores, pero el aumento de la carne se sigue activando. Los dos últimos incrementos representaron entre 200 y 250 pesos, por media res. Eso equivale a 400 pesos en muchos cortes«, detalló Bunter. Recordó que tras los aumentos de la carne, el precio bajó y «ahora está superando nuevamente los niveles de febrero y marzo».

La gente consulta por precios y promociones. Foto: Chino Leiva

Planteó que, a nivel nacional, el consumo anual por persona que estaba estimado en los 52 kilos bajó a 41,8 kilos. «Este mes está bajando aun más el consumo. Hablamos de una caída del 30% de las ventas», subrayó el dirigente provincial.

La suba ya se percibe en los comercios. Abundan las consultas de precios y promociones y sobresalen los cortes más económicos y en menor cantidad. También están aquellos que terminan reemplazando la carne por otros productos, como verduras o legumbres.

El dato

17,5%
cayó el consumo de carne vacuna en el primer cuatrimestre del año frente al mismo período de 2023. Resulta el peor registro en los últimos 30 años, de acuerdo a la información de la Cámara de la Industria y el Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra).

«Empezamos a notar que dos o tres personas hacen una compra con tarjeta de crédito, en dos o tres pagos, porque no cuentan con el efectivo. Después, dividen ese monto total. Por eso, estamos trabajando para implementar todos los medios de pagos y todas las opciones que brindan los bancos. Se hacen en muchos casos, descuentos por pago en efectivo», detalló Bunter.

Juan José Jara está a punto de jubilarse de la carnicería Los Molinos, de General Roca, y no recuerda una crisis tan profunda como la que se refleja hoy en el consumo de carne vacuna.

«Ahora, vuelve a subir de a poco: en los últimos 15 días, habrá aumentado unos 300 pesos por corte. Sucede que la suba de combustible, trayendo todo del Valle Medio, encarece los costos y lamentablemente esto se traslada al precio», destacó Jara.

Notó que muchos clientes «dejan de comprar de lunes a miércoles, aunque después terminan gastando. Es normal en un argentino». Aclaró también que se vuelcan a los cortes más económicos, como aguja, picada, puchero, caracú y pollo: «La aguja está en 6.500, el kilo; la picada, 6.200. Desde hace ocho meses venimos trabajando así».

La carne registra el peor nivel de consumo de los últimos 30 años. Foto: Chino Leiva

Advirtió una fuerte baja en el consumo: «Antes, la gente solía llevar un 1,3 kilo; y ahora lleva 700 gramos. Se consume de acuerdo al bolsillo. El asadito del fin de semana se sigue vendiendo aunque poco. No llevan más de un kilo y lo complementan. Le buscan la vuelta».

Luciano Quinteros, de la carnicería Del Barrio en Bariloche, consideró que la caída de las ventas ya alcanza un 45%. «Lo primero que hace la gente es consultar por ofertas y analizan mucho los precios. Ofrecemos combos semanales que tienen mucha salida. Esta semana, por ejemplo, tenemos un combo locrero. El consumo en general ha bajado mucho, especialmente de lunes a jueves. El fin de semana se vende un poco más, aunque no como antes de la crisis«, recalcó.

Las ventas caen de lunes a jueves en muchas carnicerías. Foto: Chino Leiva

Quinteros mencionó que la gente consulta especialmente por «milanesas, un estofado, hamburguesas, albóndigas»: «Se consume más lo que no tiene hueso: vacío, tapa, nalga. Porque no tienen tanto desperdicio».

Matías, de Carnicerías Pilotti en Neuquén, dijo no notar una crisis en la venta de carne. Aseguró que «si bien se vende más pausado, la gente sigue llevando lo mismo. La gente compra igual. Por ahí, llevan menos, pero llevan. Buscan muchas ofertas y esas cosas».

La carne registra el peor nivel de consumo de los últimos 30 años. Foto: Chino Leiva

El informe de Ciccra arroja que el consumo de carne vacuna por habitante equivale a 42,4 kilos/año en el primer cuatrimestre de 2024, lo que representa una baja del 18,5% en relación al mismos período de 2023.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Registrate gratis

Disfrutá de nuestros contenidos y entretenimiento

Ver planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora