Fracking Design: la marca que conecta los residuos de Vaca Muerta con la moda sustentable

Las hermanas Basilotta confeccionan mochilas, billeteras, materos y más, a partir de los residuos de las petroleras. Venden al por menor, a negocios y empresas. Su ultimo producto es una mochila con paneles solares. 

La moda sustentable sorprendió a las hermanas Basilotta de la manera menos esperada, a 1200 kilómetros de su taller y a través de la extracción de gas y petróleo. Así formaron “Fracking Design”, la marca innovadora de accesorios confeccionados a partir de bolsas de residuos que descartan empresas petroleras de Vaca Muerta.

Fracking Design surgió hace solo un par de años, pero sus creadoras tienen una larga trayectoria en el mundo de la moda. Ornella, Carla y Mora fundaron “Basilotta” en el 2009, una marca de indumentaria femenina tradicional. “Crecimos mucho y llegamos a tener tres locales y cinco franquicias”, relató Ornella, una de sus creadoras.

A pesar de que les iba muy bien, algo empezó a cambiar. “Comenzaron a mandar las grandes marcas con colecciones anuales y nos empezamos a sentir incomodas en la industria”, expresó la diseñadora. “Yo ya no diseñaba solo mandaba al mercado”, manifestó.  

Ornella comentó que comenzó a atravesar una crisis personal, “pensaba cómo seguir haciendo esto, pero tenía que hacerlo de una forma que me vuelva a enamorar”, expresó. Fue ahí donde decidió involucrarse con la moda sustentable, aunque fue de manera sorpresiva.

“Viajé a Neuquén buscando hacer una capsula de fibras naturales y tuve la posibilidad de conocer en el Parque Industrial una tratadora de residuos petroleros”, narró. Allí llegan estos residuos desde Vaca Muerta, donde se realiza el fracking, una fractura hidráulica, un procedimiento para partir la roca donde están los hidrocarburos, cientos, miles de metros debajo de la superficie. 

“En la planta me encontré con una montaña de bolsones «big bags» y cuando los vi me enamoré del material”, expresó la diseñadora. 

Un bolsón viajó en avión, lavado y limpio, con destino al taller en Palermo, listo para las pruebas. Así fue como en 2018 nació Fracking Design, que primero surgió como una capsula dentro de la marca Basilotta, pero “se terminó comiendo a la marca porque después no tenía ganas de hacer ninguna prenda, mi foco solo estaba puesto en este nuevo material”, comentó Ornella.  

Lo que se busca con Fracking Design es “aportar al medioambiente y a la sociedad, dejar una huella positiva”, explicó la creadora. “Sentía que había un desafío personal como diseñadora, ya no buscaba vender, sino algo que me llene”, expresó.  

El primer producto fue una mochila, “lo que me inspiró fue toda esa gente que veía viajando, como yo, veía que salían 4 vuelos por día a Neuquén, entonces quería una mochila para esas personas ejecutivas, aceleradas, que viajaban por dos o tres días”, mencionó la diseñadora.  

A partir de ahí comenzó una colección que contemplaba fundas de computadoras, mochilas, materos y más. “La matera empezó a ser un accesorio personal, en cada reunión de Neuquén me recibían con un mate, es el producto ícono”, aseguró Ornella.  

Hoy además de mochilas y bolsos, también comercializan billeteras, gorras, fundas, maletines y más.

En el largo recorrido desde la creación de Fracking Design, las diseñadoras realizaron productos en conjunto con empresas como Shell, con YPF, Natura, L ‘Oreal, Google, Netflix, Caviahue y Nestlé. Esto se da a partir de un canal corporativo donde realizan los productos personalizados según la necesidad de la empresa y con sus respectivos logos. 

Todos los accesorios de Fracking Design se venden al por mayor a distintos locales multimarca del resto del país. Tambíen se pueden comprar al por menor por la página web con envíos a todo el país. En Neuquén se pueden encontrar en Amici Central en calle Buenos Aires 102 y Buenos Aires 120.  

También pueden conseguirse en Plottier, en Tienda Buen Vivir, en calle Baichman 102 Local 2 y en Villa La Angostura en Vida Design, un Showroom con cita previa.  


De una bolsa de residuos a una mochila para la escuela 


El proceso de confección de todos los productos de Fracking Design lleva mucho tiempo, dedicación y sobre todo distancia. Porque todo nace en Neuquén.  

Ornella eligiendo las bolsas. Foto: Gentileza.

“Hicimos una gestión para que las empresas petroleras que generan este residuo lo separen y no lo mezclen con otra basura”, relató la creadora. “Son personas individuales que quieren hacerlo, que realmente creen en las acciones y se comprometen y separan las bolsas”, detalló.

Los bolsones recuperados de cada empresa son llevados a una unidad productiva donde se desarman y se lavan. De ahí parten en avión hacia Buenos Aires.  

En ese momento comienza un proceso de industria textil donde se transforman en rollos de tela de más o menos 20 metros para poder trabajarlo a escala. “Los separamos por color, por estampa, elegimos respetar las escrituras de las bolsas porque eso habla de la procedencia y creemos que es parte del ADN del producto”, describió Ornella.  

Y por último son llevados a distintas unidades productivas o cooperativas textiles donde se confecciona el producto. “Tote Bandurria”, “Mochila Fortín de Piedra”, “MochBook Chocón”, son algunos curiosos nombres que llevan los productos, nombres que refieren a zonas de la región.  


Fracking: una palabra incomoda que visibiliza una problemática


 “No siempre me vi interesada en la moda sustentable, pero en 2016 empecé a involucrarme y estudiar más, con ganas de hacer un aporte”, expresó la diseñadora.  

Cuando nació Fracking Design la sustentabilidad comenzó a atravesar toda la vida de Ornella. “Lo trasladas a la vida cotidiana, empezás a separar residuos, compostar y más”, contó.  

“Fracking es una palabra incomoda, pero buscábamos incomodar y visibilizar una problemática«, afirmó la diseñadora. Es que el cambio climático y los efectos y consecuencias de la fracking generan discursos de todo tipo.

“Si yo te digo que hago plástico reciclado probablemente no te preguntes sobre mi historia, si te digo Fracking Design me vas a preguntar que es el Fracking”, descubrió.

La creadora reconoció «en Buenos Aires realmente no se habla mucho de Vaca Muerta, si no estás en el tema no sabes”. “Buscamos que la gente se entere, se interese por esta problemática», agregó.  


La mochila con paneles solares lista para cargar dispositivos


La SolarBag es el último producto innovador que nació junto a Elsus, una empresa que se dedica a las energías renovables. “Con el fundador nos conocimos en un evento del INTI y ambos buscamos un producto que contenga los materiales reciclables y al mismo tiempo energías renovables”, expuso Basilotta.  

La mochila cuenta con un panel solar y una batería con entrada usb. Foto: Gentileza.

El objetivo era que la gente pueda trasladar energías renovables a la vida cotidiana. “¿Qué mejor que un accesorio diario con energía?”, preguntó capciosamente. A partir de la experiencia de trasladarse con cargadores a todos lados y buscar enchufes, la idea apareció en su cabeza y luego se hizo realidad.  

 La Solar Bag cuenta con un panel solar en el frente y permanentemente, cuando está expuesta el sol, va cargando una batería que trae la mochila, la cual cuenta con una entrada USB donde se pueden cargar los dispositivos.  

El producto fue tan bien recibido que se agotó muy rápido, reconocieron las fundadoras de la marca. Pronto esperan lanzar una segunda tanda. Ronda unos 65 mil pesos y es el producto más caro que ofrece Fracking Design. “teníamos miedo, pero creo que la innovación llamo la atención y fue bien recibida”, mencionó. 


Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios