La lucha contra la sequía en Neuquén ayuda a regenerar la ganadería a los crianceros

Una serie de acciones de acompañamiento al sector primario ayuda a mejorar la rentabilidad de las familias con un plus que evita el despoblamiento. Las ventas conjuntas de lana, pelo y ganado improductivo son acciones oficiales que se complementan con el incentivo ganadero.





Las acciones que se desarrollan para paliar los efectos de la sequía en la segunda actividad primaria de la provincia de Neuquén abrió un nuevo paradigma productivo para lograr una ganadería regenerativa como mitigación al cambio climático.

“La ganadería se posiciona como actividad relevante para poder avanzar más allá de la sostenibilidad de los sistemas, y aportar a la reducción de las emisiones de carbono, a la escala productiva”, sostuvo el ministro de Producción e Industria, Facundo López Raggi.

Destacó que permite absorber carbono atmosférico a través del crecimiento de los pastizales y en el mediano plazo lograr que queden incorporados al suelo y explicó que la ganadería regenerativa básicamente supone la planificación del pastoreo a nivel de cada productor, con una carga adecuada, que en general implican momentos cortos de pastoreo intensivo y plazos más largos para la recuperación de los sistemas pastoriles, que incluye también el suelo que los contiene, y toda su flora y fauna.

La intervención apunta a aumentar la rentabilidad del campo (mayor índice de condición corporal, parición, preñez y calidad, la recuperación de suelos haciéndolos más fértiles y con mayor diversidad y la captación de carbono.

La implementación de estas herramientas de manejo a través de la innovación tecnológica brinda a los productores herramientas que mejoran su eficiencia productiva, aumentando la rentabilidad económica y mejorando los ecosistemas donde desarrollan su producción.

Se estimó que introduciendo este tipo de herramientas de manejo, los productores que lleven adelante el proceso de cambio pueden aumentar su rentabilidad en al menos un 25%.

“El incentivo ganadero fomenta la venta de animales improductivos cuyo resultado aporta a la sustentabilidad ambiental”.

Facundo López Raggi, ministro de Producción e Industria de Neuquén.

El plan ganadero bovino provincial, que se ejecuta desde 2020, contempla acciones de capacitación, asistencia técnica y financiamiento, priorizando unidades que realizan actividades relacionadas con las buenas prácticas ganaderas bovinas a nivel global, tanto en pastizales como en la cría de ganado.

En ganadería ovina y caprina se acompaña a las familias a través de diferentes estrategias, principalmente en el caso de productores organizados, ya sea con asistencia técnica, gestión y tramitaciones, además líneas de financiamiento, siempre y cuando se aborden en el marco de las buenas prácticas productivas. En este punto se priorizan las compras y ventas conjuntas de insumos y de productos.

Los programas existentes que buscan la calidad en las producciones también aportan a las buenas prácticas productivas, con el fin último de lograr mejor rentabilidad y mayores ingresos con una carga animal adecuada, priorizando la calidad en los productos y mejorando la eficiencia global.

Los programas

El Programa Prolana se formalizaron ventas conjuntas por un total de 180.000 kg, de 370 familias productoras, con más de 25 organizaciones involucradas, por un monto total de $82.818.000.

Las ferias ganaderas son un espacio que permite mejorar la genética de los rodeos, hatos y majadas, priorizando también la productividad en función del objetivo de producción, ya sea carne o fibra.

Las ventas conjuntas permitieron el desarrollo de operatorias comerciales a través de canales formales tanto en caprinos como en ovinos. Se vincularon familias productoras con 14 comercializadores, desarrollando 21 operatorias comerciales, incluyendo la comercialización de 4.789 chivitos/corderos y 3.775 animales de refugo, representando un monto total de ventas por $38.879.950.

Durante 2021, por el incentivo ganadero, 1.051 productores recibieron $62.524.945 como compensación de los tres ciclos productivos desde el año 2018 al 2021, por la venta formal : 256.374 kg de fibras (lana, mohair y cashmere) por un total de $32.707.668,80; la comercialización de 27.792 chivitos y corderos sumó en total, $15.285.600.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
La lucha contra la sequía en Neuquén ayuda a regenerar la ganadería a los crianceros