Le detectaron casi $4 millones en asado con hueso que traía de La Pampa a Neuquén

Hasta septiembre se habían decomisado poco más de 10 toneladas de carne bovina con hueso y en un sólo día, antes del Día de la Madre, encontraron un camión que pretendía ingresar 3,6 toneladas de costillares.





Un camionero que venía de La Pampa a Neuquén le dijo a los inspectores que lo detuvieron en la barrera sanitaria que cargaba mercadería no perecedera, galletitas, y que por lo tanto no necesitaba refrigeración. Los barreristas no le creyeron y grande fue su sorpresa cuando descubrieron que traía nada menos que 3,6 toneladas de costillares bovinos.

El decomiso ocurrió el viernes en el puesto de 25 de Mayo, La Pampa, cuando por la mañana, agentes del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) decomisaron 3.620 kilogramos de carne bovina con hueso y 270 de menudencias bovinas que eran transportadas irregularmente en un camión sin equipo de frío.
 

El Senasa disribuyó una foto con los costillares que fueron decomisados.

Al llegar al puesto de control, el chofer indicó que se dirigía desde la localidad pampeana de Chacharramendi hacia Neuquén capital y que transportaba mercadería no perecedera, mostrando remitos de galletitas y demás productos, pero cuando los inspectores abrieron la lona del semirremolque se encontraron con 127 costillares y 20 cajas de mollejas, según informó el Senasa.
 
La mercadería era llevada sin documentación y sin cumplir con las condiciones higiénico-sanitarias adecuadas que garanticen su inocuidad y consumo, por lo que fue decomisada y destruida.

Si se tiene en cuenta que el precio del kilo de asado con hueso en Neuquén supera los $2.000, aunque en Añelo puede llegar a tener un costo de $4.000, según la calidad del producto, el monto que podría llegar a ganar el contrabandista era de unos 4 millones de pesos, con una inversión equivalente a un tercio.

El precio del kilo de asado mayorista en La Pampa equivale a un tercio que el costo que venden los cuatro frigoríficos de la provincia a las carnicerías y cadenas de supermercados.

Los costillares que fueron decomisados el viernes tenían asegurado un mercado consumidor de excelencia en Neuquén para alimentar parrilas en homenaje al día de la Madre, el domingo pasado.

La faena de estos animales se hizo en frigoríficos habilitados en función de que estaban envueltos en bolsas de nylon.

La carne con hueso tiene mercado cautivo en la Patagonia y no puede ingresar el producto desde el norte del río Colorado porque allí se vacuna contra la fiebre aftosa y en el sur no. Los gobiernos y ganaderos impulsan la continuidad de la barrera sanitaria con el fin de cuidar el estatus de libre de aftosa sin vacunación y tener la oportunidad de exportar.

Un reciente informe del Senasa indicó que al mes de septiembre de este año se habían decomisado 10,7 toneladas de carne con hueso en la barrera sanitaria y, por lo tanto, con el decomiso previo al día de la Madre, la cifra se incrementó en más del 30%.

Durante todo el 2021 se habían decomisado 28,3 toneladas de carne bovina con hueso, en el 2020 la cifra fue de 31,3 y en el 2019, de 27,4 toneladas

El organismo indicó que la principal causa de estos decomisos es el transporte de la mercadería sin documentación sanitaria, en vehículos no habilitados para el transporte de alimentos, lo que pone en riesgo el estatus zoosanitario de la región: zona libre de aftosa sin vacunación.

Se aclaró que la cifra de decomisos puede variar este año porque durante el mes de diciembre suele incrementarse el contrabando de carne con hueso.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Le detectaron casi $4 millones en asado con hueso que traía de La Pampa a Neuquén