Solano, “golondrinas” y marcha fraccionada



#

En plena manifestación parte del grupo cambió de postura, tras escuchar otra campana.

CHOELE CHOEL (AVM).- Unos 200 trabajadores “golondrina” de la empresa Trabajo Argentino, de Lamarque, llegaron ayer pasado el mediodía a las puertas del juzgado penal 30, luego de caminar durante toda la mañana por la banquina de la Ruta 22, desde la localidad del tomate hasta Choele Choel. La movilización había despertado nerviosismo en la policía, que montó un impresionante operativo en la sede judicial. Pero también, un nutrido grupo de personas se reunió en las carpas ubicadas frente al juzgado, donde desde hace más de un año se reclama justicia por el joven desaparecido Daniel Solano. Al llegar la enorme columna, uno de los voceros –en realidad sería un puntero que en Salta reúne trabajadores para traer a la zona– dijo que su presencia en el lugar obedecía a que se sentían hostigados por allanamientos que se han realizado en los lugares donde viven. “Sólo queremos trabajar tranquilos y que no nos molesten más”, dijo quien luego entró a hacer una presentación ante el fiscal, Guillermo Bodrato. Pero ese fue sólo el comienzo de una discusión que mezcló distintos temas: las condiciones de vida de los trabajadores, los salarios y el caso Solano. Los abogados de la familia Solano, Leonardo Aparicio y Sergio Heredia, indicaron a los trabajadores que no cobraban lo que les correspondía, y que esa presunta estafa habría sido –también– motivo del asesinato de Daniel. Entonces la manifestación explotara en manos de los propios organizadores. La mitad de los trabajadores comenzó a exigir salarios dignos, separándose del resto de quienes habían llegado para apoyar a la empresa. Al conocer, por dichos de los abogados, los derechos que los amparan al trabajador agrario se mostraron enojados y comenzaron a discutir con los referentes de la marcha. Los cuestionados allanamientos en Lamarque ocurrieron el martes por la tarde. Fueron siete requisas simultáneas tras una denuncia de malos tratos. El fiscal Bodrato indicó que los allanamientos “surgen por la denuncia de una persona donde manifiesta que podría haber apremios de parte del personal policial, por eso no utilizamos policías de Lamarque”.


Comentarios


Solano, “golondrinas” y marcha fraccionada