Sueños de NBA

Marcelo Antonio Angriman

*Abogado, Profesfor Nacional de Educación Física, docente universitario. angrimanmarcelo@gmail.com

Ver más noticias de Marcelo Antonio Angriman

Colonia Dora es un pequeño pueblo de menos de 10.000 habitantes, a 180 kms de la capital de Santiag

o del Estero. De allí es oriunda la familia Deck. Más precisamente de Colonia Libanesa, en pleno campo norteño.
Como en 1995 no había maternidad en la zona, Nora tuvo que dar a luz a su segundo hijo en Añatuya. Los primeros juegos de Joaquín y Gabriel fueron el fútbol, las bolitas o los pistoleros, en los generosos fondos de las casas de sus abuelas Ñata o Techa.


Carlos el padre de familia trabajaba en campos de alfalfa y su esposa, como empleada de casas de familia. Los hermanos Deck, colaboraban con las flacas arcas familiares secundando a sus padres en sus labores, limpiando los colectivos de una línea local o alcanzando pelotas a cambio de monedas, en los clubes de fútbol Mitre y Sportivo.
Solo así conseguían el permiso para salir a jugar en la improvisada cancha de tierra con un aro hecho con un volante de tractor, en un playón municipal o en el club Mitre que por vez primera les dio cobijo.

En Mitre sabían jugar fuerte por la gaseosa o por la hora de cancha. Una profesora de educación física del pueblo que vio la potencialidad de ambos hermanos, les consiguió una prueba en Quimsa.
El club capitalino se mostró interesado solo por Joaquín, ante lo cual su madre Nora contestó que solo autorizaría su partida, si también convocaban a Gabriel.


Así comenzó la increíble historia del alero de la selección argentina Gabriel Deck quien luego de jugar en Quimsa la Liga Nacional, pasó a San Lorenzo de Almagro donde fue el mejor jugador de la Liga de las Américas y de allí al Real Madrid, equipo con el que triunfó en una Copa del Rey, dos Ligas ACB y tres Supercopas.
La versatilidad del tortuga – llamado así por un amigo tras ver asomar su cabeza por entre las frazadas, pero también por su andar cansino-, lo ha llevado a ser un jugador muy efectivo tanto ofensiva, como defensivamente. Al decir de Andrés Nocioni no es un jugador vistoso, no habla, pero está llamado a ser protagonista en cualquier conjunto donde juegue.


Así lo demostró en el Mundial de China 2019, donde fue pieza clave en el recordado subcampeonato obtenido por la Selección Argentina, por su determinación, goleo y garra defensiva.
Desde hace pocas semanas ha sido contratado por el Oklahoma City Thunder de la NBA, una franquicia que apuesta a su reconstrucción y a formar un gran equipo a futuro, contratando para ello jugadores jóvenes.


A pesar de encontrarse en la meca del básquetbol mundial, el alero no pierde su sencillez y disfruta de la música de su tierra, el folklore, el chamamè o la guaracha. Cada vez que vuelve a sus pagos, se transforma en uno más, aun cuando se haya convertido en la persona más trascendente en la historia del pueblo.


La foja de servicio del santiagueño delata hambre de ser. Una capacidad de superación extraordinaria, sustentada en una tenaz mentalidad y en providenciales personajes que lo apuntalaron en momentos trascendentes de su vida.
Habla también de la visión de León Najnudel al crear la Liga Nacional de Básquet y de la necesidad de apoyo a niños y adolescentes de nuestro interior profundo, sin el cual serian imperceptibles.


Alguna vez confesó el mismísimo Emanuel Ginóbili que fue Kobe Bryant quien primero advirtió las virtudes de Deck cuando se sentó a su lado en el Mundial chino.



He de confesar, que la más atrayente colección de historias de superación deportiva, la he escuchado de boca de los jugadores de la generación dorada. Crónicas recopiladas en el documental “Jugando con el alma”, que reflejan las peripecias atravesadas por cada basquetbolista y sus familias, para llegar a ser deportistas de elite.


Aun cuando los campeones olímpicos de Atenas 2004 ya se encuentran retirados- con la sola excepción de Luis Scola- ellos han sido inspiración, para que otros jóvenes del interior del país prosiguieran su camino.
Hoy es tiempo de los Campazzo, los Vildoza, flamante incorporación de los New York Knicks y probablemente lo sea en breve para Bolmaro o Laprovittola a quienes la NBA ya tiene en su radar. También la llegada de Florencia Chagas a la WNBA con tan solo 19 años, abre una interesante perspectiva para el básquet femenino.


Alguna vez confesó el mismísimo Emanuel Ginòbili, que fue Kobe Bryant quien primero advirtió las virtudes de Deck cuando se sentó a su lado en el mundial chino. Tan es así que al final del partido, el legendario basquetbolista se acercó al 14, para estrecharle su mano.
Consultado sobre qué le dijo ése, a quien siempre admiró y de quien tenía una foto en el costado de su cama, pícaramente contestó: “Me dijo que quería conocer Colonia Dora”.

*Abogado. Prof. Nac. de Educación Física. Docente Universitario. angrimanmarcelo@gmail.com


Comentarios


Sueños de NBA