Tabaco: todos los motivos para dejarlo y no volver a consumir

En 1987, la Organización Mundial de la Salud (OMS) instituyó el Día Mundial sin Tabaco todos los 31 de mayo para llamar la atención de los países hacia la epidemia del tabaquismo. Datos, y síntomas a tener en cuenta.





El tabaquismo es una adicción a la nicotina del tabaco. En la mayoría de los casos, se produce a través del consumo de cigarrillos y con menor frecuencia a través del consumo de habanos, cigarros, pipas. Se considera fumador a quien ha fumado al menos 100 cigarrillos en su vida y actualmente fuma todos o algunos días.


En 1987, la Organización Mundial de la Salud (OMS) instituyó el Día Mundial sin Tabaco todos los 31 de mayo para llamar la atención de los países hacia la epidemia del tabaquismo y sobre los efectos letales que la adicción al tabaco provoca en el cuerpo.

Según la Organización Panamericana de la Salud (OPS), en todo el mundo el consumo de tabaco causa 8 millones de muertes por año; en Argentina, el 84% de las muertes por cáncer de pulmón se deben al consumo de tabaco.

“Desde que se deja de fumar, cada día hay una mejora en el estado de salud de la persona, y diez años después la posibilidad de desarrollar cáncer de pulmón se reduce a la mitad”, explicó la Dra. Cristina Gaitán, especialista en neumonología y presidente de la Unión Antitabáquica Argentina “UATA”, y aclaró que “fumar poco no reduce el alto riesgo que provoca la duración del estímulo tóxico”.

El cáncer de pulmón causa más muertes que cualquier otro tumor. A su vez, de todas las causas de muerte, esta enfermedad está en segundo lugar después de las patologías cardiovasculares.


Síntomas para estar alerta



Desde que el mundo está bajo los efectos de una pandemia, el término síntoma se volvió parte de nuestro lenguaje cotidiano y puede resultar útil para nombrar eso que deberíamos hacer con cualquier malestar: prestar atención. Si bien la presentación de la sintomatología depende del tipo y la extensión del tumor, algunas de las alertas a tener en cuenta respecto del cáncer de pulmón son:

· Tos persistente
· Dolor constante en el pecho, al respirar o toser
· Secreción con sangre o de color oscuro
· Ronquera o cambios en la voz
· Bultos en las cercanías de la clavícula
· Fatiga, pérdida de apetito
· Ruidos al respirar o sensación de falta de aire
· Dolores en los huesos
· Infecciones pulmonares frecuentes


La detección de un cáncer puede surgir cuando un paciente se realiza por control una radiografía o tomografía computada de tórax y se encuentra una imagen anormal, o bien mediante estudios puntuales ante la aparición de alguno de estos síntomas. La detección precoz -screening- puede ayudar a encontrarlo en un estadio temprano, cuando aún puede ser curado.


Tabaquismo y COVID-19



Según la OPS, las personas que consumen tabaco tienen un mayor riesgo de desarrollar un caso severo y morir por COVID-19. Por esta razón, un gran parte de la población fumadora se decidió a dejar la adicción en el marco de la pandemia. Para seguir fomentando este fenómeno, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lleva a cabo desde diciembre del año pasado un programa para ayudar a 100 millones de personas en el esfuerzo por abandonar el cigarrillo.

Por otra parte, con el inicio del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio (ASPO), en 2020, LALCEC ha registrado una caída del 80% en la cantidad de estudios realizados para el diagnóstico temprano de cáncer y hubo un marcado descenso en el número de sesiones de quimioterapia y terapia radiante. En este sentido, desde la Institución remarcan la importancia de continuar con los controles, ya que la enfermedad avanza más allá del contexto sanitario. Cuando se detecta en estadios tempranos, el cáncer de pulmón puede ser tratado quirúrgicamente con éxito de curación en cerca del 20% de los casos.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Tabaco: todos los motivos para dejarlo y no volver a consumir