Teatro neuquino: lo bueno y lo malo de un 2018 difícil

Desde Teatristas Neuquinos Asociados hicieron un balance del funcionamiento organización, pero también del espacio cultural. No fue un año de mucha concurrencia de público ni de mucha producción, pero sí de trabajo puertas adentro.



1
#

2
#

Teatristas Neuquinos Asociados, Teneas, es una de las piezas fundamentales en el engranaje del teatro neuquino, sobre todo en lo que respecta a la pata independiente de este tipo de arte.

El año que termina mañana y el contexto de crisis que lo acompañó no hizo fácil el desarrollo de las artes en el país y en la región.

Sin embargo, desde la asociación que administra uno de los espacios más grandes y consolidados de teatro en la ciudad sostuvieron que el balance anual no fue negativo pero que mostró una merma en las actividades.

“No fue un año malo pero se notó una merma respecto al año pasado y al anterior”, resumió Raúl Toscani, director artístico de Teneas.

“Este año hubo una merma de público y de producción respecto al año pasado”, detalló Claudia Sabattoli, secretaria de la asociación.

Al hablar de la merma de público, Toscani fue tajante: “Se debió a la situación económica”.

Pero la merma de producción también respondió, según el teatrista, a la economía vacilante del país.

“Alrededor del Instituto Nacional del Teatro (INT) ha sido un año pésimo de mucha incertidumbre. Los grupos no se animan a presentar todo un papelerío que es de una manera, que era de otra manera y que va a ser de otra manera, hubo cambios, no está conformado el consejo directivo del INT entonces nosotros no podemos hacer nada, mientras eso no se constituya y no funcione como debería funcionar, están tapando agujeros y envían el dinero seis u ocho meses después y ya no te sirve”, puntualizó Toscani respecto de la situación que atraviesa el teatro.

Pero no todo fue negativo. Uno de los objetivos que se persigue el espacio cultural de Teneas es servir como espacio de ensayo y de producción. Y ese punto fue uno de los ítems del haber en el balance del espacio

“Este año pudimos ver que lo que nos propusimos que era lograr el costo cero para ensayos se logró, empezó a funcionar. Los teatristas vieron que realmente es un empuje a la producción. Normalmente quedamos empeñados pagando ensayos y todas esas cosas”, sostuvo Toscani.

Y auguró: “Así que vamos el año que viene a tener estrenos en marzo, abril, mayo de todos los que han ensayado este año. La temporada que viene parece alentadora, por lo menos en el primer semestre”.

Por otro lado, el 2018 fue para Teneas un año importante desde los avances edilicios.

“Este año fue de bastante compromiso de trabajo. Hubo que afrontar un pedido que había hecho la comisión anterior por la construcción de la galería y los camarines”, contó Nancy Cisterna Antilef, tesorera de la asociación .

“Eso está en proceso, estamos todavía en ese plan porque no se ha terminado la parte de los camarines, para eso dependemos de un aporte que se pidió al Instituto Nacional del Teatro, que es un aporte que se pidió hace tres o cuatro años atrás. Se entregó una primera parte el año pasado pero con todo este proceso inflacionario nos quedamos muy cortos, alcanzamos a comprar los materiales nada más”, contó ella.

Una vez que la obras culminen, el proyecto final del centro cultural de Teneas estará terminado al 100%.

De cara al futuro, Toscani, anheló: “Ahora me parece que llegó el tiempo de mirar otros horizontes nacionales o internacionales de Teneas, dado que la base está ahí armada”.

Parte del equipo que forma la asociación Teneas.

Florencia Salto

¿Cuál es la realidad del teatro en la provincia?

“Ahora habría espacios y queda en evidencia que lo que falta es el circuito, que Provincia y el Consejo de Teatro organicen el circuito”,

sostuvo Raúl Toscani,
sobre la realidad del teatro provincial.

Datos

La asociación que nuclea a los teatristas de la provincia es una de las voces más autorizadas para dar un semblante de la actividad en todo el territorio neuquino.
“Lo que notamos es que hay un despegue de la actividad teatral en Villa La Angostura y San Martín. Pero siempre conversamos que Teneas tiene que estar en aquellos lugares en lo que eso escasea. Conformar un núcleo como el de San Martín o Villa La Angostura en el norte sería como cerrar el circuito de la provincia, recuperar Zapala que era el centro teatral en otros tiempos y donde también está emergiendo con fuerza”, señaló Toscani.
Pero también señaló que la situación es auspiciosa por la cantidad de grupos que hay y que la solución para desarrollar el teatro plenamente es la conformación de un circuito provincial donde todas las obras puedan girar y mostrarse.
“Ahora habría espacios y queda en evidencia que lo que falta es el circuito, que Provincia y el Consejo de Teatro organicen el circuito”,

Comentarios


Teatro neuquino: lo bueno y lo malo de un 2018 difícil