Tecnología china para el flowback busca socios

Una empresa quiere hacer pie en los no convencionales de la Cuenca Neuquina. Aseguran que la mayoría de los componentes que utilizan sus plantas se pueden conseguir en el país. Promete mejores costos que sus competidores.



#

Chai Bin, director de Relaciones Internacionales, visitó la zona.(Foto: juan thomes )

De acuerdo a los últimos informes del FMI y el Banco Mundial, la de China es la segunda economía mundial, con un Producto Interno Bruto (PIB) de casi 11,5 billones de dólares, sólo superada por la de Estados Unidos, con 18,5 billones de dólares. Si la medición se hiciera por el poder de paridad de compra, los orientales se ubicarían en primer lugar. Por su ritmo de crecimiento, las previsiones indican que llegará a ser la economía más poderosa del mundo en 2030.

A diferencia de otros países, el crecimiento Chino se basa principalmente en sus exportaciones. Hace años que su ventaja comparativa no sólo se centra en los bajos costos de producción sino en la calidad y diversidad de sus productos. La oferta para la industria petrolera no es la excepción.

Qingdao Haiyan Environmental Technical Engineering, conocida mundialmente como Haiyan, es una empresa dedicada al saneamiento de fluidos en general, pero con una fuerte impronta en la industria hidrocarburífera. Se especializa en el diseño de procesos, integración de equipos y contratación general de ingeniería en proyectos de separación de materiales y tratamiento de aguas residuales.

El director del departamento de Relaciones Internacionales, Chai Bin, estuvo en Neuquén y conversó con “Río Negro Energía” sobre los proyectos de la empresa para hacer pie en la región. “Estamos haciendo contactos con empresas locales que se dediquen al tema o quieran incursionar. En principio no buscamos instalarnos directamente, queremos hacer una alianza estratégica”, adelantó.

Bin comentó que en China predomina el petróleo pesado, donde el tratamiento del flowback es más complicado. “Nuestra tecnología está probada allí y anda muy bien. Lo utilizan las cuatro empresas estatales de petróleo no sólo en China sino también en los lugares donde tienen explotación, como Medio Oriente y Venezuela”, explicó.

“Con la misma tecnología, podemos ofrecer precios hasta un 50 por ciento inferiores”, aseguró Bin. Otra ventaja comparativa es que las máquinas son de flujo continuo, es decir que no se necesitan grandes piletones para el almacenamiento del agua sino que se trata y se reinyecta inmediatamente. Las más potentes pueden tratar hasta 30 metros cúbicos por hora.

“No todo el flowback es igual, varía de acuerdo al tipo de pozo o la región donde esté el yacimiento, por eso diseñamos la planta de acuerdo a la necesidad del cliente y esto también abarata los costos”, indicó. Haiyan puede diseñar, construir, instalar y hasta operar el equipo, o solo proveer el know how.

En este sentido, comentó que no se necesitan grandes instalaciones para armar las plantas de tratamiento y que los componentes, salvo los filtros o alguna parte electrónica, se pueden conseguir localmente. “Sabemos del potencial de Vaca Muerta y estamos seguros de poder contribuir a bajar los costos de operación”, finalizó.

juan pablo grigioni

jpgrigioni@yahoo.com.ar

El número

Desde Pekin por todo el mundo y en Argentina en busca de buenos vinos

Chai Bin es ingeniero industrial, tiene 52 años y vive En Beiging (conocida internacionalmente como Pekin), la capital de China y una de las ciudades más grandes del mundo, con casi 30 millones de habitantes. Se desempeña como director de relaciones internacionales de Haiyan, empresa especializada en el diseño de plantas de tratamientos de agua.

“En realidad estoy en mi casa una tercera parte del año. El resto lo paso entre Canadá, adonde desembarcamos con nuestra tecnología hace cuatro años y tenemos la empresa DBE Hytech, y distintos lugares del mundo en donde tenemos relaciones comerciales”, explica.

“Nos gustaría trabajar aquí brindando buena tecnología, de alta calidad y con precios mucho más bajos”, dice en un fluido inglés el directivo que ya visitó la región en otras oportunidades (con la traducción nos ayuda el ingeniero agrónomo neuquino Sven Seldrup, su contacto local).

Haiyan tiene más de cien empleados y factura anualmente cerca de 20 millones de dólares. “La caída en la cotización del barril de petróleo hizo que todas las empresas busquen bajar sus costos y creemos que nosotros estamos a la vanguardia en ese tema, ofreciendo la misma tecnología”, remarcó.

Bin aprovechó la visita para recorrer las bodegas de la región, ya que sólo para regalos empresariales Haiyan compra alrededor de 5.000 botellas de vino por año. “Es un buen momento político para incrementar las relaciones comerciales entre Argentina y China”, aseguró.

Energía Mundo pyme

Datos

50%
menos son los precios que ofrece la empresa para el tratamiento de las aguas que se utilizan en la fractura.
30 m3/h
aseguran que pueden procesar sus equipos. Un rendimiento dificil de conseguir.

Comentarios


Tecnología china para el flowback busca socios