Tecnología que ayuda a salvar ciclistas

Ford desarrolló Exit warning, un sistema que provee alertas visuales y auditivas cuando existe la probabilidad de impacto al abrir la puerta del vehículo. Actúa tanto desde el lado del conductor como del pasajero.



Exit warning provee alertas visuales y auditivas a los usuarios de las calles y ocupantes de vehículos cuando detecta que la apertura de la puerta de un vehículo estacionado puede causar una colisión; también previene que se abra la puerta de un vehículo en el camino de alguien.

A medida que se avanza hacia vehículos totalmente autónomos, hoy los usuarios pueden beneficiarse de los sorprendentes desarrollos que se están produciendo y que están presentes en los vehículos Ford, como la Ranger producida en Pacheco.

El dooring es el término en inglés que se utiliza para hablar de los accidentes que sufren los ciclistas cuando los conductores o pasajeros de un vehículo estacionado abren la puerta en el medio de su trayectoria. Se espera que las colisiones causadas a partir del dooring se agraven a medida que más gente circule en bicicleta y en monopatines eléctricos en las ciudades.

Para ello, Ford ha desarrollado una tecnología que podría hacer más fácil evitar los accidentes de dooring con los usuarios vulnerables de las calles, incluidos también los motociclistas.

Cómo funciona

Los vehículos de Ford ya cuentan con sensores y tecnología que pueden detectar y frenar automáticamente al visualizar a los ciclistas y ayudar a los conductores a saber cuándo otros usuarios del camino pasan por sus puntos ciegos.

Utilizando estos sensores existentes, Exit Warning “analiza” y “comprende” los movimientos de los usuarios de la carretera que se acercan -ya sea en bicicleta o en un monopatín eléctrico-, tanto en el lado del conductor como en el del pasajero del vehículo.

Si el sistema detecta que la apertura de la puerta del vehículo podría causar una colisión, suena una alarma para advertir al conductor o al pasajero del peligro. Los LED rojos brillantes del espejo retrovisor empiezan a parpadear como advertencia visual para los ciclistas y una tira de LED roja a lo largo de la moldura interior de la puerta -que se hace visible cuando se abre la puerta- proporciona una advertencia adicional para los usuarios que transitan la calle.


Los ingenieros, también, están probando un nuevo mecanismo para la puerta del vehículo que impide momentáneamente su apertura total hasta que el sistema de alerta de salida determine que el usuario que pasa por la ruta está a salvo. El ocupante del vehículo podrá anular manualmente esta función en caso de emergencia.

Después de las pruebas internas de Ford con conductores y ciclistas, los ingenieros llevarán a cabo ensayos para los usuarios en los próximos meses. Parte de la prueba será para asegurarse de que la tecnología se adapta a los usuarios de la ruta en diferentes países, teniendo en cuenta los vehículos con volante a la derecha y a la izquierda, así como los diferentes diseños de rutas y carriles.


Comentarios


Tecnología que ayuda a salvar ciclistas