La semana de Elon Musk: el enojo, la demanda que no fue y los cambios en X

Todo comenzó con las novedades presentadas por Apple en su conferencia anual. El magnate también desistió de una demanda a OpenAI y presentó cambios en la exTwitter.

En la biografía de Elon Musk, escrita por el periodista estadounidense Walter Isaacson, se detalla la traumática infancia, las particulares relaciones y la adicción al riesgo que tiene el multimillonario sudafricano. Resultó ser uno de los libros más vendidos en China y Estados Unidos. Esa impronta podría explicar la particular semana que atravesó el empresario, que volvió a estar en el centro de la polémica. De hecho, los últimos días del magnate podrían resumirse en tres acciones concretas.

En primer lugar, arremetió contra las novedades presentadas por Apple. Fue tanta la furia que el multimillonario amenazó con prohibir el iPhone en sus empresas. En segundo lugar, abandonó – sin ofrecer explicaciones – una demanda judicial contra OpenAI, a quien había acusado de romper el compromiso de generar una IA en beneficio de la sociedad cuando fue respaldada por Microsoft. Por último la red social X, de su propiedad, hizo privados los “Me Gusta” y con ello hubo múltiples reacciones.

Elon Musk y el enojo con Apple


Comencemos por el principio. El lunes, el fundador de Tesla y SpaceX, criticó en duros términos la asociación entre Apple y OpenAI. Fue tal el enojo que el empresario advirtió que – por la amenaza a la seguridad de los datos – prohibirá el uso del iPhone en sus compañías.

“Apple no tiene noción de lo que realmente pasará una vez entregue tus datos a OpenAI. Te están traicionando”, disparó Musk en X. El acuerdo entre Apple y los creadores del ChatGPT derivó en la presentación de Apple Intelligence, un sistema para optimizar el uso de los dispositivos mediante inteligencia artificial. “Estamos felices de colaborar con Apple para integrar ChatGPT en sus aparatos. Pienso que les gustará”, había escrito el director general de OpenAI, Sam Altman. Eso terminó de enfurecer al sudafricano. Apple Intelligence figurará en la nueva versión del sistema operativo iOS 18.

Para Elon Musk es “absurdo” que Apple, una empresa con capacidad de innovación, no avanzara en su propia IA y lamentó que opte por asociarse con OpenAI. De ahí su rabia.

Elon Musk y la demanda que no fue


Tiempo después, se supo que Elon Musk abandonó su demanda judicial justamente contra OpenAI y su CEO Sam Altman. Los había denunciado por incumplir su misión fundacional, al poner el beneficio económico por encima del beneficio para la humanidad.

Uno de los abogados del empresario presentó un documento para culminar las acciones judiciales iniciadas ante un tribunal de San Francisco. Musk acusaba a la empresa de IA – que ayudó a crear en 2015 – de romper el compromiso de generar IA a beneficio de la sociedad cuando se convirtió en una empresa con fines de lucro respaldada por Microsoft.

El documento presentado a la Justicia pidió desestimar el caso, sin ofrecer ninguna razón sobre la decisión. Un dato no menor es que Musk dejó OpenAI en 2018, actualmente considera a la firma como una filial de Microsoft y desde que abandonó la empresa advierte que la inteligencia artificial podría adelantar el final de la humanidad.

Elon Musk y la poca moderación


Como si fuera poco, la red social X de Elon Musk anunció en las últimas horas que decidió hacer privados los “Me Gusta” de los usuarios. Pese a que la explicación oficial responde a proteger la privacidad y aumentar las interacciones, la medida no estuvo exenta de polémicas. Por caso, desde que Elon Musk compró la red social en 2022 se redujo la moderación de contenidos en la plataforma.

Así, con el cambio se sigue viendo la cantidad de MG que recibió una publicación pero no de qué usuarios provienen. También se borró dentro de cada perfil la pestaña que mostraba el historial de likes que dio el usuario.

“Estamos convirtiendo a los “Me gusta”’ en privados para todos, para proteger mejor tu privacidad”, argumentó la plataforma a los usuarios. “Ponerle Me Gusta a un mayor número de publicaciones mejorará el contenido de la pestaña ‘Para ti’”, agregó.

“¡Es importante que la gente pueda expresar que le gustan publicaciones sin recibir ataques por eso!”, aseguró a su turno Musk. En otra publicación, el magnate dijo que hubo un “aumento enorme” de “Me gusta” en X desde que los hicieron privados.

Para el libro de más de 600 páginas, Isaacson entrevistó a amigos, socios, familiares e incluso al propio Musk. Según narró el autor, el magnate sufrió de niño episodios de bullying y mantuvo una tormentosa relación con sus padres.

“Siempre ha sido un genio loco, pero era un 95% genio y un 5% loco. El problema es que ahora el ratio se está invirtiendo”, afirmó el autor del libro sobre Elon Musk. Algo de eso se vio plasmado en la agitada última semana del magnate.


Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios