Temor por los civiles atrapados en combates en Siria e Irak

Centenares de miles de personas están en medio de los ataques de las fuerzas respaldadas por EE. UU. para luchar contra las milicias de Estado Islámico.

El temor creció ayer por las decenas de miles de civiles atrapados en combates en Siria e Irak, donde fuerzas respaldadas por Estados Unidos llevan a cabo ofensivas simultáneas en ambos países contra el Estado Islámico (EI).

En la provincia siria de Alepo, cerca de la frontera turca, cerca de 165.000 desplazados, según la ONU, están amenazados por una ofensiva del grupo yihadista, que ha conseguido avanzar y tomar el control de localidades rebeldes.

Este avance se produce después de la ofensiva lanzada el martes contra los yihadistas por las fuerzas árabo-kurdas, apoyadas por Estados Unidos, en la provincia vecina siria de Raqa, donde los civiles buscan refugiarse en lugares seguros.

Del otro lado de la frontera, en Irak, decenas de miles de civiles están bloqueados en Faluya, controlada por el EI, que las fuerzas iraquíes, con el apoyo igualmente de Estados Unidos, intentan reconquistar desde el lunes.

En este contexto de intensa violencia, el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), las ONG Human Rights Watch (HRW) y Médicos Sin Fronteras (MSF), así como la oposición y militantes sirios, temen especialmente por la situación de los desplazados alrededor de la región de Azaz, en el norte de la provincia de Alepo.

Los yihadistas pretender arrebatar a los rebeldes sirios esta ciudad y la vecina Marea, donde ya han llegado y han tenido lugar enfrentamientos, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH). En la ciudad, a unos 30 km al sureste de Azaz, aún residen 15.000 habitantes.

“La situación en los campos de desplazados en Azaz es muy mala. Su sufrimiento no terminará si la frontera turca continúa cerrada y persisten los combates”, dijo el militante Maamun Khateeb, opositor del régimen del presidente sirio Bashar al Assad.

El Acnur se mostró preocupado en un comunicado por “los miles de civiles vulnerables afectados por los combates”, mencionando los 165.000 desplazados de Azaz, y alertó de su situación a las autoridades turcas, que rechazan desde hace meses reabrir la frontera, señalando su derecho a un “pasaje seguro”.

En el quinto día de la ofensiva lanzada por las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) para echar al EI del norte de la provincia de Raqa, la coalición internacional dirigida por Estados Unidos atacó las posiciones del grupo, según el OSDH, que habla de un balance de 45 yihadistas muertos desde el martes.

Las FDS, según el OSDH, tomaron algunas ciudades pero no registraron “avances estratégicos” frente al EI, grupo responsable de terribles abusos en las regiones bajo su control en Siria y en Irak, y de atentados en Oriente Medio, África y Europa.

Refugiados

Datos

165.000
son las personas desplazadas a la frontera con Turquía y que son amenazadas por nuevos ataques yihadistas.

Adherido a los criterios de
Journalism Trust Initiative
Nuestras directrices editoriales
<span>Adherido a los criterios de <br><strong>Journalism Trust Initiative</strong></span>

Formá parte de nuestra comunidad de lectores

Más de un siglo comprometidos con nuestra comunidad. Elegí la mejor información, análisis y entretenimiento, desde la Patagonia para todo el país.

Quiero mi suscripción

Comentarios

Este contenido es exclusivo para suscriptores

Ver Planes ¿Ya estás suscripto? Ingresá ahora