Terminó la temporada y el hospital modular de Bariloche aún espera

Fue construido por el Gobierno nacional en un terreno cedido por provincia. Falta el equipamiento y el personal, y tampoco hay precisiones de cuándo estará en funcionamiento.





“Construimos 12 hospitales modulares en tiempo récord”, destacó el lunes el presidente Alberto Fernández, en su discurso ante la Asamblea Legislativa, en la apertura de un nuevo período de sesiones ordinarias del Congreso. No agregó nada más. Tal vez no tenía mucho más para decir porque por lo menos el centro modular sanitario que se levantó semanas atrás en Bariloche es hasta el momento una estructura vacía.

El hospital modular no tiene equipamiento y tampoco personal asignado a ese espacio. En la misma situación está el centro de Las Grutas.

Tampoco el Presidente reconoció que los hospitales modulares (que en realidad son centros sanitarios) llegaron con atraso. Desde el gobierno nacional habían comprometido que esos espacios destinados para brindar atención primaria y de emergencias a pacientes que presenten síntomas de COVID-19 y de esa forma aliviar, sobre todo, la pesada carga de los hospitales, estarían en funcionamiento para la temporada de turismo.

Justamente, a mediados de enero pasado, en plena temporada alta de turismo, hubo casi 1.600 casos positivos de COVID-19, que transmite el nuevo coronavirus, en Bariloche. Ese súbito aumento de contagios demandó mayor cantidad de hisopados. Ayer, la información oficial indicaba que había 1.025 personas enfermas en esta ciudad.

El ministro de Salud del Gobierno de Río Negro, Fabián Zgaib, reiteró anoche que la provisión del equipamiento para los centros modulares sanitarios de Bariloche y Las Grutas “es un compromiso de Nación, la Provincia no tiene que comprar nada”.

“Estamos esperando que Nación nos haga llegar el equipamiento, cuando llegue eso lo ponemos a funcionar”, explicó el ministro.

A principios de enero último, Zgaib le había manifestado a RÍO NEGRO que, según la información que tenían entonces, el recurso humano lo aportaría la Provincia “y está previsto que el equipamiento venga con el hospital modular”.

El centro modular sanitario de Bariloche, que está ubicado en el kilómetro 8 de la avenida de los Pioneros y la ruta provincial 82, se terminó de montar a principios de febrero pasado. Desde entonces no hubo grandes novedades, excepto, las conexiones de los servicios.

Altas fuentes del hospital Ramón Carrillo de Bariloche dijeron que no saben cuándo empezará a funcionar el centro sanitario modular. Nadie precisó hasta ahora si el personal que trabajará en ese centro de salud será contratado por la Provincia o si reubicarán personal del hospital local o de centros de salud de la ciudad a ese nuevo espacio.

La Provincia aportó hasta el momento 32.702.767 pesos para construir las dos plateas y las veredas perimetrales de los centros modulares sanitarios de Bariloche y de Las Grutas. Con esos recursos se financiaron además las conexiones y nexos de servicios y tareas complementarias.

Así lo dispuso la gobernadora Arabela Carreras, en los decretos 1440 y 1441 que firmó el 26 de noviembre pasado. La gobernadora autorizó y aprobó la contratación directa 44/2020 de la empresa Alusa SA para la ejecución de la obra en Bariloche y la contratación directa 45/2020 de la firma Zigma SA para la obra en Las Grutas.

Carreras adjudicó la obra a Alusa por 16.963.491 pesos y 77 centavos y a Zigma SA por 15.739.275 pesos con 82 centavos que salieron de las arcas de la provincia. El ministro de Obras y Servicios Públicos de la provincia, Carlos Valeri, refrendó los decretos. Las plateas se terminaron entre el 20 y 22 de diciembre pasado.


Comentarios


Terminó la temporada y el hospital modular de Bariloche aún espera