TGS amplía la capacidad de la planta clave para el gas de Vaca Muerta

La inversión le permitirá recibir hasta 1.400 metros cúbicos de condensados del gas. La mejora apunta a posibilitar la recepción y tratamiento de una producción mayor a la actual.




La compañía de servicios integrados Transportadora Gas del Sur (TGS) duplicará la capacidad de recepción y estabilización de condensados del gas de la planta de Tratayén, el nodo clave para el desarrollo del gas natural de Vaca Muerta.

La firma detalló que la ampliación le permitirá recibir hasta 1.400 metros cúbicos de condensados del gas por día, cuando hasta el momento el complejo podía solo procesar 600 metros cúbicos diarios, duplicando de esta forma la capacidad de tratamiento de la planta emplazada en medio del corazón de Vaca Muerta.

Desde la compañía se detalló que "TGS continúa ampliando sus operaciones de midstream en la provincia del Neuquén, donde está llevando adelante nuevas obras en sus instalaciones ubicadas en Tratayén, que permitirán incrementar la capacidad de la planta de manera significativa". Y agregaron que la ampliación permitirá "captar cantidades crecientes de gas natural a través del gasoducto Vaca Muerta de su propiedad".

A su vez, esta ampliación "permitirá operar de manera más estable el Sistema Vaca Muerta de TGS, gracias al incremento de la capacidad de recepción y estabilización de los condensados provenientes del gas", que como es sabido son mucho mayores en algunas zonas de Vaca Muerta.

“A pesar de las múltiples dificultades generadas por la pandemia, seguimos trabajando para el desarrollo energético de nuestro país. Esta ampliación, consolida nuestra posición como compañía líder en la provisión de servicios midstream en Neuquén, y refuerza nuestra decisión de asistir a nuestros clientes con soluciones creativas en todos los eslabones de la cadena de valor del gas natural”, manifestó Oscar Sardi, CEO de TGS.

La firma invirtió, desde el 2018, 300 millones de dólares en Vaca Muerta para la construcción de un gasoducto de 150 kilómetros de extensión, que atraviesa 30 áreas productivas de la formación y que permitirá el transporte de hasta 60 millones de metros cúbicos de gas por día, que serán acondicionados en la planta de Tratayén, para ser inyectados a los sistemas troncales de transporte de gas natural.

Además el año pasado TGS firmó un acuerdo con Shell por la provisión de servicios de deshidratación, filtrado, regulación y medición de gas, mediante la construcción y operación de una planta en el yacimiento Bajada de Añelo, bloque que Shell opera junto a YPF como socia.


Comentarios


TGS amplía la capacidad de la planta clave para el gas de Vaca Muerta