Tres hermanitas denunciaron que su padre las violaba

Las menores habían guardado el secreto durante tres años. El acusado está detenido.



SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- Después de casi tres años de comprobarse que habían sido abusadas sexualmente, incluso con penetración, tres hermanitas rompieron el pacto de silencio que habían sellado con su padre y lo denunciaron ante el juez que investiga la causa.

Ahora el sospechoso fue detenido y está alojado en la alcaidía, e investigan a la madre de las víctimas, porque algunos abusos habrían ocurrido en su presencia.

Los hechos que investiga el juez Martín Lozada comenzaron a conocerse a mediados de 2002, cuando una niña de 11 años asistió a una consulta médica en la que establecieron que había sido violada.

En esa oportunidad la menor fue interrogada con insistencia, pero los profesionales no lograron que denunciara al autor de la agresión sexual. De manera preventiva, las autoridades dispusieron que también fueran examinadas las dos hermanitas de la nena, de 7 y 9 años, y descubrieron que habían sido agredidas sexualmente de idéntica manera. Las niñas tampoco quisieron revelar la identidad del violador, pese a todas las preguntas que le realizaron, y los padres no acertaron a dar explicaciones que justificaran la situación.

 

Internadas en un Hogar

 

Frente al complejo cuadro y consciente de que los abusos, en su mayoría, se producen en el ámbito doméstico, el entonces juez Juan Manuel García Berro dispuso separar a las víctimas del núcleo familiar y ordenó que las internaran en el hogar “El Refugio de Jesús”. Allí, con la ayuda de psicólogos y asistentes sociales, la justicia inició un arduo trabajo terapéutico y de contención, con el afán de protegerlas y favorecer el descubrimiento de la verdad.

Después de guardar un hermético silencio durante casi tres años, hace poco más de una semana la mayor de las hermanas fue la primera en contar su trauma, y pidió hablar con el juez Lozada para denunciar que el abusador había sido su padre biológico. Pocos días después hizo una revelación similar la hermana que la seguía en edad, y finalmente declaró ante el juez la menor de todas, para exponer un idéntico y estremecedor relato.

En esta oportunidad el estupor de los investigadores fue mayor cuando se enteraron que la madre de las nenas habría presenciado los actos corruptores de su esposo, que nunca se pudieron probar en casos anteriores, pese a que hubo causas en las que existieron firmes sospechas en tal sentido.

En varias ocasiones, incluso cuando la madre la las víctimas de abusos sexuales es la denunciante y su esposo o concubino el autor de los hechos, antes del juicio oral se arrepienten de haber denunciado y se retractan para tratar de evitar la condena, y logran que también las víctimas modifiquen su declaración original. Los jueces, no obstante el cambio de postura, tan común cuando el abusador es quien provee a la subsistencia familiar, suelen darle mayor validez a la primera declaración e igual condenan al acusado.


Comentarios


Tres hermanitas denunciaron que su padre las violaba