Tres jóvenes denunciaron que intentaron secuestrarlas

Las auxilió un joven, que las alejó del lugar. La policía investiga las circunstancias en que se desarrollaron los hechos. Entre las hipótesis se maneja la del robo.



Una salida al cine entre amigas se volvió un calvario para tres jóvenes que denunciaron un intento de secuestro en el barrio Cumelén de Neuquén. En horas de la madrugada fueron interceptadas por dos encapuchados armados, cuando esperaban para tomar el colectivo. Los sujetos bajaron de un automóvil blanco y las corrieron bajo amenazas, pero para fortuna de las mujeres un conductor que pasaba por el lugar la ayudó.

Eran las 1:30 de la madrugada del miércoles, aproximadamente. Los minutos se convirtieron en una hora y el colectivo con el número ocho en la cabecera no llegaba. Priscila iba junto a dos amigas y relató que para sobrellevar la larga espera comenzaron a caminar hacia el oeste, por Roca.

El plan era avanzar unas cuadras: “estuvimos una hora esperando el colectivo, pero como no pasó, por el horario, decidimos caminar hasta que pasara o que llamáramos un taxi”, explicó Priscila, una de las jóvenes.

Pero la soledad de la noche les jugo una mala pasada, porque al llegar a la esquina de Roca y Catriel las muchachas se llevaron el susto de sus vidas. Un auto con vidrios polarizados y de color blanco, aparentemente un Chevrolet Corsa, se estacionó y de él descendieron dos hombres encapuchados y armados, que se hacían señas entre ellos. Priscila no lo dudo ni un segundo, explicó que “cuando vi eso, les grité a mis amigas: ¡corran!”.

La fuga fue desordenada, las chicas corrieron por distintos sectores de la calle Roca y las veredas, mientras los agresores las seguían por detrás, gritando insultos.

Relató que desesperadas buscaron ayuda y nadie las escuchaba ni las auxiliaba por el horario, hasta que “apareció un auto de color rojo que era manejado por un chico joven, le pedimos auxilio y le decíamos que arranque, porque nos iban a disparar”.

El conductor en principio se asustó, pensando que le querían robar. Las chicas se subieron al auto y unos minutos más tarde, más tranquilas, le pudieron relatar lo que había ocurrido.

El episodio llegó rápidamente a las redes sociales y se hizo viral. A partir de allí, noticias de casos similares empezaron a ser socializados entre la comunidad. Se habló acerca de un hecho similar, que ocurrió en la calle Rufino Ortega.

Las jóvenes finalmente durmieron en la casa de Priscila y recién a la mañana siguiente efectuaron la denuncia en la Comisaría Tercera de la ciudad.

El comisario mayor Juan Darío Varela, director de Delitos de la Policía, comunicó que “conforme con lo denunciado por las chicas, comenzamos una investigación para ver cuales fueron las circunstancias de los hechos”. Varela explicó que “todavía no podemos decir si les quisieron robar o si fue un intento de secuestro”.

“Cuando vi que se bajaron con armas en la mano les grité a mis amigas que corrieran. Teníamos miedo de que nos dispararan”.

Priscila, una de las chicas que protagonizaron

el episodio.

En la madrugada

mauro pérez

Datos

“Cuando vi que se bajaron con armas en la mano les grité a mis amigas que corrieran. Teníamos miedo de que nos dispararan”.
2:30
aproximadamente, fue la
hora en que los desconocidos sorprendieron a las chicas
y las amenazaron.

Temas

Neuquén

Comentarios


Tres jóvenes denunciaron que intentaron secuestrarlas