Tres juicios en pocos días contra miembros de una familia cipoleña

Tres fueron condenados por homicidio, otro por atacar a un expolicía



#

Rafael Figueroa sumó cuatro años de prisión a los 21 que le impusieron días atrás. Su hermano fue condenado y hoy lo juzgan de nuevo.

CIPOLLETTI (AC).- Los hermanos Rafael y Alejandro Bautista Figueroa fueron condenados a cuatro años de prisión por efectuarle disparos a un expolicía. En la misma resolución, la Cámara Segunda de Cipolletti declaró la responsabilidad penal de un menor de edad que también participó del ataque. El primero de ellos había sido condenado días atrás a 21 años de cárcel por un asesinato y en esta misma semana el segundo hermano será sometido a otro juicio oral, esta vez por el delito de encubrimiento. El hecho por el que fueron condenados los hermanos ocurrió el 26 de junio del 2011 al anochecer. Junto con el menor de edad, también familiar de ellos, interceptaron a la víctima que circulaba en un vehículo por la calle Pastor Bowdler de esta ciudad. Cuando se bajó del coche, Rafael Figueroa le apuntó y efectuó dos disparos. Uno dio en el capó y otro en el paragolpes. Después se subió al Falcon que conducía su hermano y huyeron. El caso fue analizado en la Cámara Segunda y las partes llegaron a un acuerdo de juicio abreviado. Los imputados reconocieron su participación y aceptaron la calificación que reclamaba el fiscal Alejandro Silva. Fueron juzgados por los delitos de abuso de arma en concurso real con daño y portación ilegal de arma de fuego de uso civil condicional, en concurso real con los delitos de tenencia ilegal de arma de fuego de uso civil condicional y encubrimiento agravado por el ánimo de lucro. Los hermanos Figueroa fueron condenados a cuatro años de prisión y al menor de edad se lo declaró responsable y podrían imponerle la pena cuando cumpla la mayoría de edad. El 11 de marzo pasado Rafael Figueroa fue condenado a 21 años de cárcel por el crimen de Juan Carlos Sepúlveda, que ocurrió en el barrio Anai Mapu. Por aquel hecho también recibieron la misma pena su hermana Verónica y a su sobrino Johnatan. Por su parte, Alejandro Bautista Figueroa será nuevamente juzgado en la mañana de hoy por los delitos de encubrimiento y tenencia ilegal de arma de fuego. La justicia le inició esas causas cuando investigaba el asesinato de Sepúlveda. En ese contexto, un hombre amenazó y efectuó disparos contra un testigo. Después se realizó un allanamiento en una chacra del barrio de Costa Norte. Allí asesinaron a un adolescente y por el crimen juzgaron y absolvieron a un familiar de Figueroa.


Comentarios


Tres juicios en pocos días contra miembros de una familia cipoleña