Trigo sarraceno, una alternativa productiva de alto valor nutricional

El trigo sarraceno busca abrir camino en la Norpatagonia. Los primeros cultivos experimentales se realizaron en el 2017. Las condiciones climáticas de la zona son muy propicias.





El trigo sarraceno (Fagopyrum esculentum) también conocido como alforfón, trigo negro o buckwheat es una planta anual herbácea de la familia de las Polygonaceas, originaria de Asia Central.

Los principales países productores son también los mayores consumidores, entre ellos, China produce el 55% del total mundial, seguido por Rusia (20%), Ucrania (15%), Polonia (3%) y en menor proporción EE.UU. y Canadá.

Este cultivo es consumido por humanos y animales en forma de harina, como semillas enteras y como brotes. Se destaca su uso melífero y sus amplias propiedades farmacológicas como antioxidantes, antiinflamatorias, cardiovasculares, hipolipemiantes, antigenotóxicas, antidiabéticas, renoprotectoras, anticancerígenas, antimicrobianas.

El trigo sarraceno permite el desarrollo de alimentos que aportan beneficios para la salud y agregan valor a la economía regional

María Fany Zubillaga, docente, UNRN


El análisis nutricional de la harina de alforfón presenta entre sus componentes hidratos de carbono (71 %), proteínas (14 %), lípidos (3,4 %), fibras (10 %) y cenizas (2%). Este cultivo posee un grano rico en aminoácidos esenciales donde se destaca la lisina, aminoácido comúnmente deficitario en los cereales tradicionales. Otras propiedades nutricionales de este grano es la ausencia de gluten y la presencia de vitamina P o rutina que se extrae de las hojas, flores y harina de importancia para el sistema circulatorio. Además, contiene otras vitaminas como B1, B2, B3 y E, ácidos grasos omega 6 y minerales como magnesio, potasio, hierro, fósforo, calcio, sodio, azufre, cloro, yodo y manganeso.

Según Carla Dionisi, docente investigadora de la Universidad Nacional de Córdoba, en nuestro país se destacan seis subzonas basadas en las regiones trigueras como posibles sitios productivos de este pseudocereal. Las mismas abarcan desde el centro norte de Santa Fe, Córdoba, Buenos Aires, Entre Ríos, y Corrientes. Además, otras zonas factibles los valles pre cordilleranos de Neuquén y Río Negro y el sur de la provincia de Buenos Aires.

Algunos números

71%
El aporte de hidratos del carbono que genera el trigo sarraceno, más conocido como alforfón.
55%
del total mundial son producidos por China. Lo sigue Rusia (20%), Ucrania (15%), Polonia (3%) y en menor proporción EE.UU. y Canadá.


De los sitios mencionados, se han conocido experiencias productivas en Río Cuarto (Córdoba) y en Chacabuco (provincia de Bs As) con rendimientos entre 800- 3000 kg ha-1.

A partir de las destacadas propiedades nutricionales del trigo sarraceno y la inexistente información de su comportamiento en la zona del Valle de Río Negro, la UNRN con el apoyo del INTA Valle Inferior, llevó a cabo una primer experiencia de siembra durante el año 2017. La semilla fue provista por investigadores de la catedra de cerealicultura de la Universidad Nacional de Buenos Aires y la siembra se realizó en forma manual a fines del mes de noviembre. Se aplicaron 10 riegos en forma gravitacional durante la totalidad del ciclo de cultivo. A los 40 días después de la siembra se observó un 85% de las plantas en estadio fenológico de floración y a los 60 días se apreciaban algunos granos maduros, mientras que la mayoría de las inflorescencias se hallaba en el estadio de llenado de grano. Durante el desarrollo fenológico del cultivo no se identificó la presencia de insectos ni se manifestaron enfermedades. A fines del mes de marzo se efectuó la cosecha y la trilla manual del ensayo. El rendimiento promedio fue de 1500 kg ha-1.

Esta experiencia dejo de manifiesto la adaptabilidad del cultivo de trigo sarraceno a la zona del Valle Inferior de Río Negro con rendimientos y características sanitarias prometedoras para la zona y vislumbrando una posible actividad productiva innovadora para este valle.


La adaptabilidad del trigo sarraceno a la zona del Valle Inferior de Río Negro ofrece rendimientos prometedores para la región.



Actualmente a través del financiamiento de un proyecto de investigación de la UNRN denominado “Producción y tecnología de alimentos de trigo sarraceno” y el apoyo del área de forrajeras del INTA Valle inferior, se continúan realizando ensayos experimentales basados en la evaluación de diferentes fechas de siembra, densidades de siembra y en la respuesta del cultivo a la fertilización nitrogenada con el objeto de identificar las condiciones de mayor potencialidad productiva para la zona.

Por otra parte, se prevé evaluar la calidad nutricional del grano y el desarrollo de nuevos alimentos con efectos beneficiosos para la salud.


Por: María Fany Zubillaga
INTA valle inferior – UNRN


Temas

Producción

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Trigo sarraceno, una alternativa productiva de alto valor nutricional