Cipolletti: tuvieron que reconstruirle la cara a un niño, tras el derrumbe de una pared que lo aplastó

Simón ya salió del quirófano y según informaron, se recupera favorablemente. El domingo se le cayó encima una pared de un asador, en un conocido club de rugby.



Un niño de cuatro años tuvo que ser intervenido luego de que una pared de una parrilla se le cayó encima, en un club de Cipolletti. Foto: gentileza.

Un niño de cuatro años tuvo que ser intervenido luego de que una pared de una parrilla se le cayó encima, en un club de Cipolletti. Foto: gentileza.

Un niño de cuatro años se recupera, tras el derrumbe de una de las paredes de una parrilla, en un club de Cipolletti, que le cayó encima y sufrió quebraduras, pérdidas dentarias, entre otras lesiones. Simón, como se llama el pequeño, ya salió del quirófano y según informaron, se recupera favorablemente.

Si bien sigue internado en la Clínica San Lucas, de Neuquén, su recuperación continúa, luego de pasar varios días en coma y que le practicaran una reconstrucción de la "tridimensionalidad de su cara", según explicó su madre.

La intervención implicó trabajar sobre el paladar, la mandíbula, nariz y huesos orbitales, informaron. Además, durante el derrumbe perdió todas las piezas dentarias.

Simón jugaba en una parrilla que estaba en desuso, se trepó, cayó boca abajo y sobre él se derrumbó parte de la pared. Fue trasladado de urgencia, en una ambulancia y tuvo que pasar cuatro días en coma inducido. Fue el domingo pasado.

"Él es un león y sabemos que va a salir todo bien", dijo la madre. La recuperación es favorable pero se trata de un proceso muy lento. La operación es compleja y demoró muchas horas.


Comentarios


Cipolletti: tuvieron que reconstruirle la cara a un niño, tras el derrumbe de una pared que lo aplastó