Un adolescente que conducía en estado de ebriedad debió ser trasladado al hospital de Bariloche

Los agentes del puente de control de la avenida Juan Marcos Herman se vieron sorprendidos por un auto que circulaba sin luces y su conductor realizaba maniobras irregulares sobre la cinta asfáltica.

La situación de alarma surgió a las 23.30 del sábado cuando los agentes del puesto de control de la avenida Juan Marcos Herman y Pasaje Gutiérrez detectaron un vehículo Renault 12 que circulaba sin luces hacia el sur mientras realizaba maniobras irregulares sobre la cinta asfáltica.

Al dar aviso, un móvil de la Comisaría 42 se dirigió hacia el lugar para verificar la situación. Al llegar a la intersección de Ruta 40 y la calle José Luckman, vieron que el vehículo se encontraba detenido en el sector de la banquina. En su interior, el conductor, de 16 años del barrio Nahuel Hue, se encontraba en estado de ebriedad.

El menor fue demorado y se dio intervención a los operadores del Senaf que notificaron a sus padres respecto de la situación. "El médico policial constató el estado de salud del menor, requiriéndose la asistencia de la ambulancia del Hospital Zonal, dado que debido a su intoxicación alcohólica el menor no podía mantenerse en pie", detalló el jefe de la unidad, Miguel Ángel Relmo.

En tanto, el vehículo quedó retenido por falta de documentación y el menor fue entregado a su madre.

Poco más tarde, a las 2.45 de este domingo, personal del puesto de control de la avenida Juan Marcos Herman detectó que el conductor de un Renault Kangoo también circulaba en estado de ebriedad.

Según informaron, el hombre de 39 años tampoco pudo justificar los motivos de circulación, de modo que se procedió a su detención y a la retención preventiva del vehículo. En este caso, intervino la fiscal de turno Alejandra Bartolomé.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Un adolescente que conducía en estado de ebriedad debió ser trasladado al hospital de Bariloche