Un ataque sin efecto decisivo



Contexto

Una intervención militar extranjera en Siria, aunque fuera limitada, beneficiaría a todos los opositores, incluso a los yihadistas, pero no hasta el punto de precipitar la caída del régimen del presidente Bashar al Assad, consideran los expertos. El Ejército Sirio Libre (ESL), un grupo de brigadas rebeldes bajo un mando común y apoyadas por Washington, considera esta posible intervención como la ocasión de dar un vuelco en su favor a la situación. En Estados Unidos, los partidarios de una intervención consideran que el objetivo tiene que ser impulsar a los rebeldes sobre el terreno tras más de dos años de combates. El senador republicano John McCain aseguró que es necesario un cambio sobre el terreno para crear las “condiciones para la salida [del presidente sirio] Bashar al Assad” y que ninguna estrategia puede eludir esta realidad. Pero los expertos consideran que una posible intervención tendrá dificultades para impulsar a los rebeldes en Siria, debido a la naturaleza del conflicto y a que Washington sólo contempla ataques limitados. “El conflicto sirio consiste en un número incalculable de campos de operaciones, cada uno con su propia dinámica”, explicó Charles Lister, analista del IHS Jane’s Terrorism and Insurgency Centre. Aron Lund, experto en el levantamiento sirio, se mostró escéptico. “Los rebeldes no están bien coordinados a nivel nacional, pero si los ataques se concentran en lugares concretos podrían dar lugar a avances locales”, aseguró. (AFP)


Comentarios


Un ataque sin efecto decisivo