Un bombero de Neuquén salvó la vida de un nene que se estaba ahogando

Logró desobstruir la vía respiratoria con la maniobra de Heimlich. Ocurrió anoche en barrio Gregorio Álvarez.

La familia se mostró muy agradecida con el personal del cuartel de Gregorio Álvarez de Neuquén. Foto: Gentileza

La familia se mostró muy agradecida con el personal del cuartel de Gregorio Álvarez de Neuquén. Foto: Gentileza

Un bombero de Neuquén salvó anoche la vida de Thadeo, un niño de un año y nueve meses que se estaba ahogando. Su familia había acudido desesperada al cuartel en barrio Gregorio Álvarez solicitando ayuda y el accionar rápido permitió que el nene volviera a respirar.

El hecho fue minutos después de las 21, en Collón Cura y Calle 5. La madre llegó con su hijo en brazos que en ese momento no podía respirar.

Según se informó desde la Policía, el Cabo Primero Maximiliano Parra al ver que se estaba ahogando comenzó a realizarle la maniobra de Heimlich, el procedimiento de primeros auxilios que se usa para desobstruir el conducto respiratorio. La práctica resultó exitosa, y la calma y el alivio volvió a su familia.

El comisario de Bomberos de la Policía, Bonifacio Calfuqueo, contó que sus padres advirtieron que Thadeo se había ahogado mientras compartían unos mates. Creen que pudo ser con alguna sustancia de la yerba mate.

Mientras se realizaba las acciones de primeros auxilios, en forma paralela el resto de los agentes contuvieron a los padres del niño y se solicitó la presencia de una ambulancia. En la brevedad arribó personal del Sistema Integrado de Emergencias de Neuquén (SIEN) que luego de revisar a Thadeo comprobó que estaba en buen estado de salud.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Un bombero de Neuquén salvó la vida de un nene que se estaba ahogando