Un centenar de jóvenes estaba en una fiesta clandestina y los sorprendió la policía en Plaza Huincul

Algunos asistentes arrojaron piedras y botellas hacia los móviles, sin que se produjeran daños.





Durante la madrugada de este domingo, un grupo de aproximadamente cien jóvenes fue sorprendido en una vivienda particular del barrio Otaño de Plaza Huincul cuando llegó la policía. En el lugar había una fiesta clandestina y aunque no hubo daños ni heridos, hubo varias piedras y botellas que arrojaron contra los móviles y la policía.

La fiesta fue desarticulada durante la madrugada del domingo, después de las 4 en una casa de la calle Chile y Formosa, del barrio Otaño de Plaza Huincul. «Una joven de 20 años dijo que era un encuentro que armaron con unas amigas, y se les pidió que se fueran los que son ajenas al grupo conviviente», detalló el comisario inspector Claudio Vinet.

Fue así que empezaron a salir de la vivienda y se contabilizó cerca de un centenar de chicas y chicos, algunos de los cuales a distancia empezaron a arrojar piedras y botellas hacia los efectivos policiales y los móviles que llegaron al lugar. En ningún caso se registró heridos ni móviles dañados.

Desde la fuerza policial se especificó que se labraron las actas de infracción porque todavía continúan las restricciones, tanto de reuniones en casas particulares de más de diez personas y el horario para circular también. En este caso, para la persona que dijo ser dueña de casa.


Comentarios

Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Un centenar de jóvenes estaba en una fiesta clandestina y los sorprendió la policía en Plaza Huincul