Un chico de 12 conducía un auto y casi arrolla a un peatón

Luego el padre, exagente municipal, amenazó y gritó a los inspectores.

Luis García

El Volkswagen quedó secuestrado. Su dueño se expone a recibir fuerte multa.

NEUQUÉN (AN).- Tiene doce años y fue descubierto conduciendo a alta velocidad el vehículo de sus padres. Al ser advertido por inspectores municipales el chico le tiró encima al auto a uno de los agentes y en su arriesgada maniobra casi atropella a un peatón. Ayer el municipio realizó sus habituales controles de tránsito. Uno de los grupos se apostó en Lanín y Saavedra del barrio La Sirena. La mañana transcurría tranquila y sin mayores inconvenientes para los agentes municipales. Hasta que uno de los inspectores vio que por calle Lanín se acercaba un Volkswagen Bora a alta velocidad. El trabajador municipal decidió detenerlo para notificarlo de su infracción. Cuando el conductor del rodado vio la seña del inspector que le solicitaba detener realizó una brusca maniobra con intenciones de “tirarle el auto encima”, relataron los inspectores de tránsito. “En ese acto casi atropella a un peatón que estaba por cruzar la calle”, continuaron. Finalmente el auto se detuvo y cuando el agente municipal se acercó a la ventanilla del conductor vio que al volante estaba un menor de edad. Le solicitó los documentos personales y constató que el chico tenía 12 años. “Cuando le dijeron que iban a secuestrar el auto el menor se defendió diciendo que sus padres lo habían autorizado a conducir y que ellos mismos le habían prestado el auto”, contó Francisco Sánchez, subsecretario de Coordinación y a cargo de los operativos de tránsito en la ciudad. El director del operativo llamó por teléfono a los padres del chico y minutos después ambos se acercaron al lugar. Al identificarse, los inspectores constataron que el chico es hijo de un ex agente municipal y actual presidente de una cooperativa de viviendas. La madre se llevó a su hijo. “El padre se puso violento y amenazó a uno de los inspectores diciéndole ‘yo te conozco bien a vos’. Estaba muy exaltado y no paraba de gritar a los trabajadores municipales”, contaron. Cuando lograron calmarlo, los inspectores secuestraron el rodado y labraron una infracción al padre por permitir que un menor de edad conduzca un vehículo. El agente amenazado radicó una denuncia en la comisaría de La Sirena. Sánchez informó que si bien el monto de la multa lo determinará el juez de faltas, permitir que un menor conduzca un rodado es una de las infracciones más caras. Además el propietario del rodado deberá abonar los 300 pesos que por ordenanza se estipuló para los casos en los que interviene la grúa.


Comentarios


Un chico de 12 conducía un auto y casi arrolla a un peatón