Un corredor para las ambulancias es una materia pendiente

Las calles angostas, irregulares y mal señalizadas son los obstáculos a sortear por los choferes en una emergencia. Un proyecto escolar podría colaborar en solucionar el problema.



Un balance continuo entre emergencia y seguridad deben hacer los choferes. Foto Florencia Salto

Un balance continuo entre emergencia y seguridad deben hacer los choferes. Foto Florencia Salto

Neuquén es una ciudad que crece a pasos agigantados, pero que carece de una planificación urbana y vial a la altura de las circunstancias.

Si de tránsito se trata, la situación se agrava aún más ya que la capital neuquina recibe a diario entre 60.000 y 80.000 vehículos provenientes de las vecinas localidades de Centenario, Plottier y Cipolletti que se suman a los más de 100.000 vehículos patentados en la ciudad.

Entre ese cúmulo de vehículos que usan las angostas y deterioradas calles neuquinas hay, por supuesto, vehículos de emergencia como las ambulancias que necesitan un tránsito fluido para llegar a tiempo a socorrer casos médicos en los que está en juego la vida de las personas.

En los casos de código rojo, que es en aquellos en los que podría estar en riesgo la vida, el tiempo del traslado y las buenas condiciones del mismo son elementales para contribuir con la salud del paciente.

En cuanto al tiempo, para que una ambulancia pueda cruzar casi toda la ciudad en menos de 10 minutos es esencial que los vehículos particulares y peatones estén atentos a las señales y abran paso a la ambulancia en emergencia sin importar la velocidad en la que esté circulando.

“Nosotros circulamos a 40 km/h porque si vas más rápido cuando llegás al semáforo está lleno de autos, en cambio yendo a 40 se les da tiempo a los autos a que se abran”, explicó respecto a la velocidad Alberto Pelliza, uno de los choferes del Sistema Integrado de Emergencias de Neuquén (SIEN) quien también agregó que en ruta esa velocidad se incrementa a 60km/h.

Además señaló que esa velocidad es óptima para que tanto pacientes como médicos no sea vean perturbados por movimientos bruscos.

La gente tiene que saber que cuando ve una ambulancia con sirenas y con balizas, aunque vaya despacito, hay una persona en riesgo de vida ahí adentro”.

Luciana Ortiz Luna, titular del Sien.

Sin embargo los principales inconvenientes para el tránsito seguro de ambulancias llegan por parte de las vías por las que deben circular.

“La infraestructura vial en Neuquén es un chiste. Los badenes, los baches, las irregularidades de las calles hacen que, a veces, empeore el estado del paciente y ni hablar del dolor”, sentenció Luciana Ortiz Luna, titular del SIEN.

Y agregó: “Es muy difícil yendo dentro de una ambulancia con un paciente que está grave, no empeorar el estado solo por la infraestructura vial y por el tránsito”.

Respecto de las convivencia con el esto de los actores, la médica a cargo del sistema de emergencias de la provincia resaltó que son los automovilistas los más predispuestos a colaborar.

“En general los conductores, acá en Neuquén, son bastante respetuosos. El peatón no, lo motociclistas no y de los ciclista ni hablemos”, recalcó Ortiz Luna.

Con todos estos obstáculos para sortear es asombroso que afortunadamente el porcentaje de accidentes con ambulancias involucradas no ascienda a más de por año.


¿Sirena o balizas?


Una ambulancia está en emergencia cuando circula con sirenas y balizas encendidas, sin importar la velocidad que lleva. Hay ocasiones en las que deben circular a 20km/h para no empeorar la situación del paciente, aún así están en emergencia y necesitan el paso liberado

En rutas de doble carril los vehículos deben abrirse a la derecha y la izquierda dejando el paso sobre la línea central. Además no deben detener su marcha.

En calles de un solo carril los vehículos deben abrirse a la derecha y detener su marcha.

Las ambulancias respetan todas las normas de tránsito. Solo tienen permitido el paso de semáforos en rojo cuando están en emergencia. Aún así detienen su marcha en las intersecciones para asegurarse de tener el paso libre.


Muchas veces se anunciaron corredores de emergencia para el tránsito de ambulancias y vehículos de emergencia por la ciudad.

Las propuestas han tenido diferencias en cuanto a qué arterias incluían o si involucraban carriles exclusivos o no. Pero la esencia es la misma, generar corredores para facilitar el desplazamiento de los vehículos en un caso de emergencia sanitaria.

“Necesitamos que se termine de implementar los corredores de emergencia. Un corredor tiene que ser una vía lisa, expedita”, señaló al respecto Luciana Ortiz Luna, titular del Sistema Integrado de Emergencias del Neuquén.

Según señaló la titular de emergencias esos corredores están planteados en varias arterias este-oeste y norte-sur. “Ya presentamos el proyecto”, dijo.


Comentarios


Un corredor para las ambulancias es una materia pendiente