Un cuarto de siglo después, Videla al banquillo

Juicio en Córdoba por asesinatos y torturas.

#

CÓRDOBA (DyN) - Después de casi 25 años, el dictador Jorge Rafael Videla volvió a sentarse ayer en el banquillo de los acusados. Fue en un juicio por crímenes de lesa humanidad, donde intentó infructuosamente hablar ante el tribunal que sustancia el proceso.

Videla, uno de los 31 imputados en este proceso por asesinatos y torturas de los que fueron víctimas presos políticos, podrá dirigirse a los jueces recién tras el final de la lectura de la acusación, la semana próxima.

El ex presidente de facto, sentado junto al ex jefe del Tercer Cuerpo de Ejército Luciano Menéndez -ya condenado a perpetua en otros juicios y con quien estuvo enfrentado durante el régimen de facto- hizo señas al presidente del Tribunal Oral Federal 1 de Córdoba, Jaime Díaz Gavier, para intervenir cuando se describía el funcionamiento del esquema represivo en esta provincia.

Pero el dictador recibió una drástica respuesta, ya que se le ordenó mantener silencio y se le explicó que recién hablará cuando sea su turno, o sea tras la finalización de la lectura de la acusación.

Videla llega procesado al juicio que comenzó ayer porque 27 de las 31 víctimas eran presos políticos que fueron “blanqueados” a disposición del Poder Ejecutivo Nacional (PEN), cuya titularidad detentó desde el 24 de marzo de 1976. No obstante, varios de los prisioneros habían sido arrestados antes del golpe que derrocó a María Estela Martínez de Perón, en cuya gestión Videla ya era jefe del Ejército.

Desde el sábado, Videla -condenado a reclusión perpetua en 1985 en el juicio a las juntas militares, indultado en 1990 por el presidente Carlos Menem, vuelto a prisión en 1998 por el robo de bebés de desaparecidos y ahora nuevamente en el banquillo merced a la anulación de los indultos y las leyes de “punto final” y “obediencia debida”- está encerrado en la cárcel de Bouwer.

Ayer se leyó la acusación de las dos causas unificadas en este juicio: “UP1” (oficialmente se llama “Videla” e incluye 31 asesinatos) y “Gontero” (se denomina ahora “Menéndez III” e incluye las torturas sufridas por cinco policías y el hermano de uno de ellos). A la sala ingresó un centenar de personas, además de los abogados y funcionarios judiciales, y había tanto familiares de las víctimas como de los militares y policías acusados.

El juicio continuará el lunes próximo a las 9.30, cuando los imputados podrán declarar si lo desean. Videla está acusado de tormentos y homicidios perpetrados contra presos de la cárcel de San Martín, entonces Unidad Penitenciaria 1 (UP1). Pero además se dilucidan otros crímenes de lesa humanidad en los que también estuvieron involucrados integrantes de la cúpula militar en Córdoba y del Departamento de Informaciones (D2) de la Policía. Además de Videla y Menéndez hay otros 29 imputados. 27 de los 31 asesinados eran presos políticos.

Videla está acusado de crímenes de lesa humanidad contra presos a disposición del Ejecutivo, muchos de ellos detenidos antes del 76.

AP

Crímenes de lesa humanidad


Comentarios


Un cuarto de siglo después, Videla al banquillo