Un jurado popular juzgará a los acusados del crimen de Senillosa

La víctima murió calcinada porque los delincuentes, tras robarle y maniatarla, le incendiaron la casa.



Neuquén

Tras trece audiencias frustradas finalmente el crimen de Gerardo Felipe (65) ocurrido el 4 de marzo de 2013 en Senillosa fue elevado a juicio y será un jurado de vecinos el encargado de determinar si Gabriel Funes y Pablo Olmedo fueron quienes lo asesinaron.

La orden de apertura de juicio fue resuelta este lunes por la jueza de Garantías Carina Álvarez, ya que en la décimo cuarta audiencia a tal efecto, realizada la semana pasada, tuvo la sorpresa de que el querellante por la familia Felipe, Marcelo Hertzriken Velasco, se opuso a que sea un jurado popular en que dirima el caso.

El lunes la jueza emitió su fallo y tras rechazar el planteo de inconstitucionalidad de los juicios por jurados que realizó el querellante, dispuso que el caso sea juzgado de esa manera y que cuente como testigos con dos jóvenes que fueron sobreseídos el año pasado por el robo que antecedió al crimen.

Felipe, el cuidador de la chacra del intendente de Senillosa Hugo Moenne, fue primero asaltado por cinco personas.

Entre los delincuentes había un menor de edad.

Luego de ello dos de las personas que participaron del robo regresaron a la vivienda donde habían dejado a Felipe maniatado y la prendieron fuego, causándole la muerte.

El fiscal Maximiliano Breide Obeid acusó por ello a Funes y Olmedo de los delitos de robo calificado por ser en banda y con la participación de un menor, en concurso real con homicidio criminis causa, ya que sostuvo que habrían matado a Felipe para ocultar el robo.

El juicio contará con 23 testigos ofrecidos por las partes y deberá comenzar en un plazo no mayor a los dos meses.

El crimen de Felipe fue espeluznante ya que el cuerpo quedó totalmente calcinado y debió realizarse un estudio de ADN para verificar si se trataba de él.

A lo largo de la investigación se determinó que los jóvenes que lo atacaron se llevaron un magro botín: una bomba de agua y una motosierra que luego fueron secuestradas por la policía cuando los imputados habrían intentado venderlas en la localidad.

Agencia Neuquén


Comentarios


Un jurado popular juzgará a los acusados del crimen de Senillosa