Un llamado por una supuesta bomba obligó a un enorme operativo en Bariloche

El aviso al 911 advirtió de un presunto artefacto explosivo en la Universidad Nacional de Río Negro. Personal de la PSA, con un perro adiestrado, inspeccionó los edificios que la casa de altos estudios tiene en esta ciudad, sin hallar nada.





Por el llamado anónimo hubo que poner en marcha el protocolo desde las 17 y se extendió durante varias horas. (Gentileza)

Por el llamado anónimo hubo que poner en marcha el protocolo desde las 17 y se extendió durante varias horas. (Gentileza)

Un llamado anónimo al 911 de la Policía de Río Negro, que funciona en Viedma, alertó de la existencia de una supuesta bomba, en un edificio de la Universidad Nacional de Río Negro, sin especificar ninguna sede en particular.

Esa advertencia obligó a las autoridades de seguridad del municipio a evacuar esta tarde de miércoles los edificios de la Universidad de Río Negro, que funcionan en la calle Mitre al 600, Belgrano y Tacuarí y Ansagasti.

La subsecretaria de Proteccion Civil del municipio, Patricia Díaz, dijo que el llamado se hizo desde un teléfono con la característica de la ciudad de Neuquén. Dijo que el operativo había empezado alrededor de las 17. "El llamado avisaba que había poco tiempo para evacuar", comentó.

Comentó que pasadas las 21, personal de la PSA, con un perro adiestrado, inspeccionó los edificios y no halló nada. Faltaba revisar la sede de la calle Tacuarí.

A raíz de la puesta en marcha del protocolo de seguridad para estos casos, hubo que cortar el transito en todos los lugares próximos a las sedes de la casa de altos estudios. Además, hubo que suspender las clases.

Díaz aseguró que el mismo procedimiento se hizo en las ciudades de la provincia donde hay dependencias de la Universidad de Río Negro y lamentó los trastornos que ocasionan este tipo de situaciones. De hecho, en la calle Mitre hubo que desalojar preventivamente los comercios ubicados al lado de la sede universitaria.


Comentarios


Un llamado por una supuesta bomba obligó a un enorme operativo en Bariloche