Una calle que separa dos cuarentenas: Cutral Co y Huincul

Tienen distintos criterios para la flexibilización comercial y las salidas recreativas. Los vecinos deben estar atentos a los días que les toca para evitar multas.



La Avenida Keidel, metros antes del canalito, donde se transforma en Olascoaga. (Andrea Vázquez).-

La Avenida Keidel, metros antes del canalito, donde se transforma en Olascoaga. (Andrea Vázquez).-

Los distintos criterios, más estrictos de un lado y más flexibles del otro, que adoptaron las autoridades de Cutral Co y Plaza Huincul para las salidas recreativas obliga a los vecinos a prestar mucha atención para evitar confusiones y ser multados, en el caso de salir cuando no corresponde. Los cutralquenses sumaron un día más y se cambió el martes por el miércoles. En frente son diarias al igual que lo dispuesto por el gobierno provincial.

Algo similar ocurre con la apertura de locales gastronómicos y sitios para practicar actividades deportivas. Mientras que los huinculunses ya pudieron optar por las nuevas opciones, su vecinos todavía deberán esperar.

En Plaza Huincul, el intendente Gustavo Suárez, esperó los decretos provinciales e inmediatamente dispuso la adhesión. Es por eso que los vecinos pueden hacer los paseos recreativos, a diario, con la distancia social y las medidas de prevención para el COVID-19 que corresponden.

Recién ayer, José Rioseco sumó a Cutral Co una salida más a las actividades recreativas pero, a la vez, se modificó el día. El decreto dado a conocer ayer por la tarde, marca el nuevo calendario: martes, jueves y domingo. Antes, era miércoles y domingos.

Los grupos etarios están diferenciados y se mantendrán: durante la mañana, lo hacen los adultos mayores; a la tarde, es el momento de la niñez, adolescentes y hasta 60 años.

Una de las cuestiones a resolver es qué tan estrictos serán los controles para hacer cumplir el diagrama en vigencia. Los funcionarios municipales quieren poner el ojo ahí. En el caso de Plaza Huincul, este domingo hubo controles de tránsito en la avenida San Martín -así se la denomina a la ruta 22 cuando pasa por el ejido urbano- y se labraron 25 multas por falta de documentación y 92 personas fueron infraccionadas.

También fueron diferenciadas las aperturas de los locales gastronómicos, bares y restaurantes. Algo similar ocurrió con los gimnasios, talleres de pilates, centros de yoga, reiki, taichi, y otros similares.

Mientras que Cutral Co habilitará todo el paquete desde el miércoles 10, su vecina Plaza Huincul arrancó junto con la disposición provincial, es decir desde ayer. Lo mismo ocurrirá con los natatorios, en la ciudad funciona el municipal, y al igual que el resto con turnos y las medidas de cuidado y prevención vigentes.

Sin embargo no todo parecen desencuentros. En cuanto a la actividad comercial, ambos municipios resolvieron ampliarla y acordaron que sea de 8 a 20, y de lunes a sábados.


Comentarios


Una calle que separa dos cuarentenas: Cutral Co y Huincul