Una cátedra libre para hablar de aborto en la Universidad del Comahue

Se dictará a partir del 2018 en la Facultad de Ciencias Médicas de Cipolletti. Será abierta a la comunidad. Es la segunda experiencia del país, después de Rosario.

El Consejo Superior de la Universidad Nacional del Comahue (UNC) aprobó la creación de la cátedra libre “El aborto, abordajes desde los derechos humanos y la salud integral” que se dictará en la facultad de Ciencias Médicas de Cipolletti, a partir de 2018.

Estará destinada no sólo a estudiantes y profesionales, sino que será abierta a la comunidad. Es la segunda experiencia del país, después de Rosario, cuyo propósito es generar un espacio de formación sobre una práctica estigmatizada.

El aborto está penado en Argentina salvo cuando corre riesgo la vida o la salud de las mujeres o si el embarazo proviene de una violación (ver aparte). Es decir que el procedimiento tiene sustento legal en dos supuestos. En estos casos el personal médico debe garantizar la atención clínica adecuada y ofrecer consejerías en anticoncepción y cuidados posteriores.

Esto no ha impedido que haya restricciones en el acceso, por lo que las mujeres gestantes, y personas con capacidad de hacerlo, deciden interrumpir sus embarazos con el asesoramiento de las “socorristas”, una red que asiste en todo el país a quienes abortan de modo seguro con el uso del misoprostol, un medicamento recomendado por la Organización Mundial de la Salud.

Te puede interesar Aborto sin barreras: un sitio web que responde a preguntas clave

La cátedra libre fue avalada por unanimidad en el Consejo Directivo de la facultad y luego pasó al superior dónde cosechó sólo una abstención, lo que es síntoma del gran consenso político sobre el tema.

El objetivo es contribuir a la formación con un enfoque integral, ya que el aborto inseguro es una causa de morbimortalidad en mujeres.

Ruth Zurbriggen y Gabriela Luchetti son las docentes que estarán a cargo de la cátedra. En el proyecto que presentaron hacen hincapié en que son muy pocas las facultades públicas del país que lo incluyen en sus programas de estudio.

“Desde el punto de vista de la medicina es sumamente relevante, no puede ser que los alumnos salgan de la carrera sin saber cuestiones técnicas mínimas y sin saber cuestiones de prevalencia, sin tener una posición como profesional sobre el tema. Es un tema de salud pública y eso ellos lo tienen que conocer, pero también tienen que conocer las aristas legales, las aristas filosóficas, las aristas asociadas a la objeción de conciencia, van a tomar postura en algún momento de sus vidas”, explicó Luchetti.

Zurbriggen agregó: “las feministas para pensar teoría, propuestas, hemos tenido que andar siempre por esos espacios que primero parecen laterales. Ahora, la cátedra libre no es lateral, aunque tenga el formato de libre llega en un momento en que el aborto está puesto en otro lugar como tema social, político. El aborto es un tema de las mujeres, salud se ha apropiado para negarlo, aunque en los últimos años han dado un vuelco importante para hacerse cargo”.

 

No punible cuando está en riesgo la vida

El Código Penal establece en su artículo 86º que el aborto no será punible cuando esté en riesgo la vida o la salud de las mujeres, y ese riesgo no pueda evitarse por otros medios, o si el embarazo proviene de una violación.

La Corte Suprema de Justicia de la Nación, en el fallo FAL de 2012, remarcó que los casos de aborto no punible no están supeditados a trámites judiciales e instó a la elaboración de protocolos hospitalarios en las provincias. En Neuquén la Subsecretaría de Salud reguló la objeción de conciencia con el fin de garantizar el acceso al procedimiento.

“Los estudiantes son los actores clave a la hora de pensar el aborto precisamente porque son ellos los que van a poder garantizarlo”.

Ruth Zurbriggen, activista feminista. Integrante de La Revuelta.

“El 61% de las mujeres de la Argentina queda embarazada sin desearlo. De este número como mínimo un 50% aborta”.

Gabriela Luchetti, ginecóloga y docente de la Universidad del Comahue.

 

 

Datos

“Los estudiantes son los actores clave a la hora de pensar el aborto precisamente porque son ellos los que van a poder garantizarlo”.
“El 61% de las mujeres de la Argentina queda embarazada sin desearlo. De este número como mínimo un 50% aborta”.

Comentarios


Una cátedra libre para hablar de aborto en la Universidad del Comahue