Una ciudad en miniatura para aprender seguridad vial

Unos 300 chicos del jardín 16 y la escuela 16 concurrieron al Centro Cívico para participar de juegos y recorrer con bicicletas y monopatines el circuito vial en torno a la plaza.



1
#

Los chicos circularon en bicicletas alrededor de la plaza. (Foto: Chino Leiva )

2
#

Todos los chicos tenían pecheras con leyendas en la parte trasera.(Foto: Chino Leiva )

3
#

Hubo diversos juegos en la plaza organizado por los docentes de la escuela y el jardín. (Foto: Chino Leiva )

Montaron una ciudad en miniatura en el Centro Cívico para aprender seguridad vial

Una ciudad en miniatura para aprender seguridad vial

Una ciudad en miniatura se montó en el Centro Cívico esta mañana, junto a un circuito vial alrededor de la plaza, por el que circularon una y otra vez más de 300 chicos de la escuela 16 y el jardín 16.

Las actividades comenzaron a las 10 y docentes y familiares acompañaron cada momento. Los estudiantes de nivel inicial, junto a los de primero, segundo y tercer grado, se colocaron pecheras con leyendas que decían: “Hay que cruzar por las esquinas”, “Usá casco” y “Los chicos se sientan atrás”.

Sin perder un minuto, se colocaron cascos y mientras algunos corrían a buscar bicicletas y monopatines que estaban estacionados en la vereda del municipio, otros disfrutaban de diversos juegos (memotest, dominó o rompecabezas), todos con el mismo denominador común: la educación vial.

En el 2017, se llevó a cabo la misma actividad en el gimnasio de la escuela y el éxito que tuvo llevó a los organizadores a pensar en ampliarla y trasladarla al Centro Cívico.

“Es un proyecto para concientizar en educación vial, en articulación con el jardín, la Dirección de Tránsito del municipio, el hospital zonal, Parques Nacionales y otras instituciones”, resumió la directora de la escuela 16, Silvana Garcés.

La actividad se llevó a cabo el año pasado en el gimnasio de la escuela. Este año, decidieron trasladarse al Centro Cívico.
Chino Leiva

La actividad arrancó hoy a las 10.
Chino Leiva

Mientras daban vueltas alrededor de la plaza en bicicletas, la consigna era respetar las señales de tránsito o la indicación de algún inspector de tránsito municipal que sumó a la iniciativa del colegio.

“Venimos trabajando en educación vial a lo largo del año. La idea es que los chicos sean agentes multiplicadores y que les expliquen a sus papás que no pueden sentarse adelante, que deben usar siempre el cinturón de seguridad, que no pueden usar el celular mientras conducen y que no pueden estacionar en doble fila”, remarcó Garcés.

Carlos Catini, el director de Tránsito de Bariloche, monitoreó la actividad. “Desde el municipio aportamos la señalización y el personal. Ayer nos trajimos todas las bicicletas con los camiones de la municipalidad y las guardamos hasta hoy. Hace dos años que nos focalizamos en llevar la educación vial a los diversos establecimientos escolares”, indicó.

Decenas de niños en bicicletas colmaron el Centro Cívico.
Chino Leiva

Los padres de los alumnos colaboraron en la construcción de las maquetas.
Chino Leiva

Los estudiantes del CET 2 colocaron el semáforo portátil que diseñaron tiempo atrás en el Centro Cívico para los chicos que circulaban en bicicletas o triciclos.

La idea del semáforo surgió en el 2016 para colocar a la salida de las escuelas en las zonas de más tránsito. En ese entonces, se construyó un semáforo que funcionaba con un panel solar. El año pasado, otro grupo de estudiantes decidió mejorar el modelo. “Este es más fácil de transportar y funciona con dos baterías de gel. Es más chico y más práctico. Además, funciona a control remoto. Cada 20 segundos cambia el color de las luces”, explicó Camilo Rodríguez, de sexto primera, junto a Facundo Paternó, Camila Marín y Valentina Zúñiga.

Y agregó: “Ya nos vamos de la escuela y queremos dejar este legado para que se done a diversas instituciones. Este semáforo que nosotros construímos se lo vamos a entregar a la escuela 16”.


Comentarios


Una ciudad en miniatura para aprender seguridad vial