Una disputa gremial se suma al conflicto del transporte en Bariloche

Se creó un sindicato paralelo a la UTA a nivel nacional y tiene adherentes en la ciudad. Denuncian que la empresa Mi Bus adeuda cuotas del aguinaldo de 2019 y no paga los aportes jubilatorios.




Los trabajadores de Mi Bus cumplen hoy 11 días de paro por la falta de pago completo de sus salarios. Archivo

Los trabajadores de Mi Bus cumplen hoy 11 días de paro por la falta de pago completo de sus salarios. Archivo

El transporte público en Bariloche no deja de sumar problemas y la endeble situación de la empresa Mi Bus agita el fantasma del retiro de la concesionaria, pero también internamente, las divisiones entre los trabajadores aportan a la incertidumbre.

Entre los choferes hay una puja gremial. UTA es el sindicato que tiene representación y define los pasos a seguir, pero en marzo se conformó a nivel nacional la Unión de Conductores de la República Argentina (UCRA), que tiene su delegación local y busca un espacio en la mesa de diálogo.

El referente de este sector es Aldo Cárdenas, chofer de la empresa desde hace 12 años, cuando 3 de Mayo operaba el servicio.

Cárdenas relató que a comienzos de marzo a nivel nacional fue reconocida la UCRA y en Bariloche está la única seccional de Río Negro. Pero cuestiones administrativas impiden que comience a reclutar afiliados aunque el sector cuenta con la adhesión de decenas de empleados de Mi Bus, además de otras empresas de transporte de corta, media y larga distancia.

Este sector, afín al nuevo sindicato que solo representa a los trabajadores del transporte terrestre, tiene diferencias con la conducción de UTA Bariloche y a nivel nacional. Lo mismo un grupo de choferes autoconvocados que también han salido públicamente a cuestionar la representativad de la dirigencia sindical y los acuerdos alcanzados. Las divisiones internas llevaron incluso a pedidos de renuncia de delegados.

Hay un desgaste más allá del incumplimiento con los salarios y UTA no hace nada, nos deben cuotas del aguinaldo de 2019, la empresa no paga aportes jubilatorios ni la obra social desde el año pasado y ahora se decide levantar una medida porque Gennuso puso la plata para una cuota, sin tener certeza del resto”, esgrimió Cárdenas ante RÍO NEGRO.

En su crítica a Mi Bus, el chofer también señaló que durante la pandemia los propios trabajadores se dotaron de los elementos de seguridad e higiene, y dijo que esta semana la empresa se llevó colectivos a Villa la Angostura, quitándolos del servicio local.

“No resuelven nada a la gente, se está analizando aumentar el boleto o cortar frecuencias”, apuntó Cárdenas quien tampoco escatimó cuestionamientos a la dirigencia política por el manejo de la crisis del transporte público en Bariloche.

Cárdenas afirmó enfático que son “un gremio paralelo a UTA” y argumentó que el objetivo es “cambiar la historia, el diálogo, que el transporte público sea para todos y que los usuarios se enteren de las cosas”.

Ahora buscan el reconocimiento gremial a nivel local y sentarse en la mesa de diálogo por el transporte urbano.


SUSCRIBITE A NOTICIAS DIARIAS
Todos los días un correo con las noticias más importantes del día.

Comentarios


Una disputa gremial se suma al conflicto del transporte en Bariloche