Una Fundación confecciona pelucas para niños y adolescentes oncológicos

El valor de esta clase de producto en el mercado es entre 17 y 23 mil pesos, lo que genera la dificultad de poder adquirirla.



1
#

Representantes de la fundación SENO explicaron ante los diputados acerca del emprendimiento solidario. (Foto: Prensa Legislatura )

2
#

Representantes de la fundación SENO explicaron ante los diputados acerca del emprendimiento solidario. (Foto: Prensa Legislatura )

La Fundación SENO (Sendero de Esperanza para el niño Oncológico) desarrolla un emprendimiento solidario con el fin de mejorar la calidad de vida de las personas que realizan el tratamiento contra el cáncer.

Confeccionan pelucas naturales que utilizan niños y adolescentes que pierden su cabello por consecuencia de los efectos adversos que genera el tratamiento oncológico. La caída del pelo genera un trauma para quienes sufren la enfermedad.

“El tratamiento oncológico consta de muchas etapas, pero sin duda la pérdida de cabello es la más difícil en el niño o adolescente”, señalaron desde la organización.

El valor de esta clase de producto en el mercado es entre 17 y 23 mil pesos, lo que genera la dificultad de poder adquirirla.

El nuevo emprendimiento pretende cubrir la demanda de pelucas de forma solidaria, sin perseguir fines de lucro. “No se cobra el pelo, no se venden las pelucas, no se permite que ningún peluquero corte el pelo y cobre”, explicó la titular de la fundación Marisa Veldebenito.

“Se firma un convenio con las personas que se llevan las pelucas. Y que cuando ya no las necesiten mas, las puedan devolver a la fundación”, aclaró Valdebenito.

Para su elaboración artesanal, cinco voluntarias trabajan en un taller. Cada peluca lleva más de 100 horas de trabajo.

Para aprender la técnica de elaboración del producto, debieron capacitarse con un especialista en Usuaia que realizó un curso intensivo de cinco días.

Se debe coser pelo por pelo, y con hilos especiales, se unen a la estructura que constituye la peluca.

Para crear una peluca se necesitan siete cortes de cabello de distintas personas de más de 25 centímetros de largo. Para conseguir la materia prima, la fundación busca donantes de cabello.

Los elaboradores también hacen pelucas de juguete hechas con hilo de algodón para que los niños y niñas oncológicos puedan jugar con ellas a modo de disfraz.

¿Cómo ser donante?

Los interesados en donar su cabello, pueden ir al sitio donde funciona la organización SENO, situada en la calle Echeverría 140 (entre Pampa y San Luís). Allí dos peluqueras se encargarán de realizar el corte recto.

El horario de atención es lunes a viernes de 9 a 13.


Comentarios


Una Fundación confecciona pelucas para niños y adolescentes oncológicos