Uruguay renovó licencia ambiental a la pastera

La medida abre un nuevo foco de conflicto con Argentina, que volvería a La Haya.



#

Asambleístas de Gualeguachú realizaron en la tarde de ayer una caravana náutica en protesta por la presencia de la pastera.

BUENOS AIRES (DyN/AP).- El gobierno uruguayo renovó la autorización ambiental a la planta de celulosa UPM-Botnia, y anunció que la empresa “se está adecuando” a los requerimientos exigidos por Montevideo al momento de otorgarle permiso para un incremento en la producción, hecho que generará un nuevo cruce con la Argentina y ya generó la primera protesta de ambientalistas en el río. El ministro de Vivienda, Ordenamiento Territorial y Medio ambiente, Francisco Beltrame, firmó el viernes una nueva autorización ambiental de operaciones para la planta de la empresa finlandesa, renovación que se produce cada tres años. La medida promete abrir un nuevo foco de conflicto con Argentina, que ha dicho que acudirá a la Corte de La Haya si Uruguay no rectifica el permiso de ampliación. Ayer, unas treinta embarcaciones participaron de la caravana náutica en el río Uruguay organizada por la Asamblea Ciudadana Ambiental Gualeguaychú en continuidad del reclamo de relocalización de la pastera UPM, ubicada frente a la localidad de Fray Bentos. La caravana fue acompañada por asambleístas en autos, que partieron desde el paraje Arroyo Verde en la ruta 136 y recorrieron todo el puente internacional General San Martín. El acto central de los asambleístas se realizó en pleno río, frente a la planta pastera, en medio de un fuerte operativo de vigilancia de la Prefectura uruguaya. Los manifestantes leyeron una proclama titulada “Por la salud del río Uruguay”, en la que pidieron “al gobierno uruguayo y al argentino que escuchen la voz de sus pueblos y les reconozcan el derecho humano de vivir en un ambiente sano”. En tanto, Beltrame dijo al diario La República que la fábrica, ya está implementando medidas que exigió Uruguay el mes pasado al autorizar a la planta un incremento de su producción de 1,1 a 1,2 millones de toneladas anuales. “Se están adecuando las instalaciones, en torno al patio de almacenamiento de la planta, para evitar el arrastre del lodo de cal”, señaló Beltrame. La resolución pide también “el control diario de la carga de fósforo que ingresa al sistema de tratamiento biológico y la que se vierte con el efluente final” y “adecuar las instalaciones existentes en el entorno del patio de almacenamiento de la planta, en un plazo de 3 meses”, señaló . El aumento de la producción fue condicionado a una serie de obras para aminorar el vertido de fósforo al río y disminuir la temperatura de los efluentes.


Comentarios


Uruguay renovó licencia ambiental a la pastera