Vaca Muerta, un blanco para las estafas telefónicas

El comisario Pamich relacionó el auge de la actividad de los no convencionales con el crecimiento de los robos, a través de llamados telefónicos, que provienen de otras provincias. Afirmó que la mayoría se realizan desde Córdoba.



La Defensoría pidió a los bancos que se responsabilicen por los daños de las víctimas de estafa. (Foto: Florencia Salto)

La Defensoría pidió a los bancos que se responsabilicen por los daños de las víctimas de estafa. (Foto: Florencia Salto)

-Buen día, soy Agustín Pérez. ¿Hablo con (el nombre real de la persona)? La estamos llamando porque usted compró un televisor de 46.000 pesos y queremos saber si confirma el envío. Para eso necesitamos que no brinde el número de la tarjeta con la que la hizo la compra.

-No realicé ninguna compra.

-¿Quiere decir que prefiere cancelar la operación? Si es así necesitamos los mismos datos.

El diálogo fue parte de un intento de estafa telefónica que sufrió una neuquina y que, según el comisario Mauricio Damián Pamich, son una constante en la provincia de Neuquén, sobre todo en las ciudades que rodean a Vaca Muerta.

Añadió que según detectaron, la mayoría se efectúan desde Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires.

Narró que las “modalidades son múltiples”, pero que la más habitual es hacerse pasar por personal de empresas concretas o entidades bancarias. "Brindan nombres propios y hasta en ocasiones entregan números de operaciones, para que la persona detrás del teléfono crea que se trata de una firma seria y así entregue sus datos", relató. Añadió que siempre agregan la atractiva promesa de beneficios económicos y entregas de dinero.

El blanco más usual suelen ser los jubilados y la modalidad más frecuente es la transferencia bancaria. “Los hacen acercarse al cajero automático y les indican la operación a seguir”, explicó el comisario.

Pamich señaló que en comparación con el primer semestre, las denuncias formales disminuyeron. Pero, indicó que puede deberse a que la gente “ya no las toma en serio” porque se logró “romper con la coartada” de los estafadores. Comentó que los usuarios, al notar que están intentado robarles, cortan el teléfono y no radican la denuncia.

El comisario observó que la disminución de las denuncias se debe en gran parte al trabajo conjunto con los medios de comunicación que advierten a la población que, bajo ninguna circunstancia, den información personal por vía telefónica. Sin embargo, subrayó que una vez que el tema comienza a apagarse, vuelven a incrementarse las denuncias en las comisarías.

De todas formas, Pamich señaló que los estafadores intentan innovar y variar sus relatos, cuando los ya utilizados pierde su eficacia. “La modalidad va variando pero el resultado es el mismo, lograr que las personas entreguen sus datos personales”, enfatizó.

La directora de la Defensoría del Consumidor, Laura Vargas, afirmó que el organismo recibe a diario denuncias por estafas telefónicas. Explicó que una vez consumada, el Departamento de Delitos Económicos es quien procede a la investigación.

De todas formas, remarcó que desde su oficina siempre se brinda asesoramiento: “Nuestra tarea es la prevención para evitar que la gente caiga en este tipo de engaños”


Comentarios


Vaca Muerta, un blanco para las estafas telefónicas