Crecen las denuncias por estafas en las que usan la "reparación histórica"

Desde noviembre hasta la fecha se han realizado 22 presentaciones ante la justicia o la policía de Neuquén. Los estafadores se hacen pasar por empleados del ANSES.



Los estafadores llaman a las casas de las víctimas afirmando ser empleados del ANSES.

Los estafadores llaman a las casas de las víctimas afirmando ser empleados del ANSES.

Desde noviembre del 2018 hasta el último domingo, la policía de Neuquén y la fiscalía de Delitos Económicos, han recibido alrededor de 22 denuncias por estafas telefónicas con la modalidad del “cuento del tío”. Las nuevas víctimas fueron embaucadas por supuestos empleados de la Anses, quienes llamaban para realizar el pago de la reparación histórica, el monto del perjuicio parte del millón de pesos sumando a todas las víctimas.

La sucesión de casos denunciados puso en alerta tanto a la fiscalía como la policía, quienes comenzaron a difundir recomendaciones para evitar el ardid. El comisario Martín Van de Genatche, a cargo del departamento de Delitos Económicos, explicó que aun no se tiene un parámetro claro de la cantidad de víctimas porque las denuncias se realizan en distintas unidades policiales y toman distintas vías pero que en su dependencia han comenzado a investigar 22 causas.

El comisario explicó que la modalidad es calcada a la que se utilizó el año pasado en la zona donde más de 40 víctimas recibían llamados desde Córdoba, ofreciendo premios de sorteos donde la víctima no había participado. “Cuando dejó de funcionar esa estafa apareció la reparación histórica de la Anses, que por lo que conocemos y los datos que nos arrojan las antenas de telefonía, los llamados son por parte presos de Córdoba que llaman desde las cárceles y el dinero se extrae desde cajeros de esa localidad”, explicó.

Explicó que se contactan con la víctima y cuando logran convencer a la persona le piden que vaya hasta un cajero automático para realizar un trámite y poder acceder al depósito. Siempre hablando por teléfono y cuando la persona está frente al cajero, los delincuentes comienzan a dar indicaciones para que la persona acceda a un préstamo exprés y lo deposite en otra cuenta, los montos de los depósitos van a de los 50.000 a los 70.000 pesos por ese motivo el cálculo total del perjuicio va desde 1.100.000 a 1.500.000 pesos. Lo curioso es que algunas de las víctimas que se detectaron el fin de semana son personas que no están jubiladas y que de todas formas accedieron a entregar el pago.

Explicó que los llamados telefónicos son al azar, a personas de distintas edades y que tienen sus cuentas en distintos bancos y por lo general llaman durante la mañana, los días de semana. Añadió que la policía cuenta con un número de asesoramiento y de denuncia que funciona las 24 horas, es el 0299 4422980. El comisario recordó que el año pasado se realizaron múltiples allanamientos en domicilios y una cárcel de Córdoba por los casos anteriores.


Comentarios


Crecen las denuncias por estafas en las que usan la "reparación histórica"