Vaciaron la farmacia de un centro de salud

Por quinta vez atacaron



NEUQUEN (AN).- Por quinta vez el Centro de Salud del barrio San Lorenzo Norte fue blanco de un robo ayer por la noche. Esta vez los delincuentes se alzaron con una importante cantidad de psicofármacos que estaban almacenados en la farmacia del establecimiento que carece de algún tipo de vigilancia. La policía tiene algunas pistas sobre los autores, pero hasta ahora no hay detenidos.

El hecho ocurrió el martes a la noche, cuando ese Centro del oeste de esta ciudad estaba cerrado. Los ladrones ingresaron a la farmacia y se llevaron varias cajas de psicofármacos, básicamente sedantes.

Si bien aparecieron partes del cielorraso de la habitación arrancadas de cuajo, la directora a cargo en forma eventual, Gabriela La Valle, sospechó que los autores del robo pueden ser personas conocidas porque la alarma del lugar no alcanzó a sonar.

La Valle, en la voz del equipo de salud que ofrece sus servicios en la sala, informó a “Río Negro” que la demanda por seguridad es prioritaria porque no cuentan con ningún tipo de vigilancia y se sienten muy desprotegidos.

Añadió que en reiteradas oportunidades realizaron el reclamo en la Subsecretaría de Salud para que “tome medidas al respecto”, porque en el Centro trabajan muchas personas que “están expuestos durante todo el día”. Sobre todo porque la sala cuenta con medicamentos para entregar a los pacientes que se atienden en ese lugar.

Según el relato de La Valle, cuando una de las empleadas ingresó al Centro ayer a las 6 se encontró con la habitación contigua a la farmacia con una parte del techo violentado. Más tarde otra persona descubrió que tenía roturas, estaba todo revuelto y faltaban medicamentos de las estanterías.

“Aunque tenemos que cuantificar cuántos medicamentos se llevaron, podemos decir que fueron básicamente psicofármacos”, afirmó la profesional. Y comentó que tiene sospechas sobre el robo porque la puerta de entrada a la farmacia no fue violentada. “Los destrozos en el cielorraso del techo pueden haber sido hechos para despistar”, agregó.

Los investigadores tienen algunas pistas que les instalaron las mismas dudas. “Parece que el o los que ingresaron conocían algo del movimiento interno del Centro”, indicó una fuente. “Sabían lo que buscaban y dónde estaba”. Otro detalle que les llamó la atención fue que no sonó la alarma.


Comentarios


Vaciaron la farmacia de un centro de salud