Vacunar es un bien social





Araceli Gitlein (*)


Vacunar es una tarea de prevención altamente efectiva, es un bien social, gratuito y equitativo, que el sistema de salud garantiza para todas las etapas de la vida. Dado a que durante la niñez son más numerosas las vacunas que se deben recibir, desde un abordaje integral y en el marco de la estrategia “Primeros 1000 días - Tu salud, nuestro futuro”, los equipos de salud priorizan la vacunación efectiva y oportuna, para llegar a todos los neuquinos y las neuquinas.

Desde el Ministerio de Salud de la Provincia del Neuquén se declara la vacunación como una actividad priorizada y esencial de salud. Con este objetivo se implementaron distintas estrategias de sostenimiento de vacunación, de acuerdo a los distintos escenarios en el contexto de pandemia: vacunación en espacios no de salud (comisiones vecinales, bibliotecas); vacunación en domicilios; recaptación de niños, niñas y embarazadas no vacunadas; vacunación con turnos o a demanda, esta última teniendo en cuenta las medidas de bioseguridad para proteger tanto al personal de salud como a la comunidad.

El Calendario Nacional de Vacunación es uno de los más completos y modernos de Latinoamérica. La incorporación de nuevas vacunas seguras y eficaces, en forma gratuita y obligatoria, es uno de los indicadores de inclusión social y equidad más robustos que puede tener un país, ya que facilita el acceso a esta herramienta clave de prevención para todos los sectores de la población.

Por otro lado, la jerarquización de las vacunas que están incluidas en el calendario regular desde hace años, y que han sido pilares fundamentales para la eliminación de enfermedades como la poliomielitis, el sarampión, la rubéola y el síndrome de rubéola congénita, es clave para sostener estos logros.

Los logros obtenidos gracias al Programa Ampliado de Inmunizaciones en estos años no serían una realidad sin el compromiso, el esfuerzo y la dedicación diaria de los vacunadores, que aportan su labor incansable día por día en sus comunidades. Con el objetivo de reconocer el trabajo diario de los vacunadores, se instituyó el día 26 de agosto como el Día del Vacunador y la Vacunadora, en homenaje al nacimiento del Dr. Albert Sabin, creador de la vacuna oral contra la poliomielitis paralítica, que junto con la creada por el Dr. Jonas Salk frenaran la pandemia que asolaba el mundo a mediados del siglo pasado (apenas 65 años atrás). De esta manera se quiere reconocer la tarea, el esfuerzo y el compromiso del personal sanitario que aplica vacunas.

Este reconocimiento surge a partir de la Ley 27.491 de Control de enfermedades prevenibles por vacunación, que fue sancionada por las Cámaras de Diputados y Senadores en diciembre de 2018, y promulgada por el Gobierno Nacional el 4 de enero pasado. Reemplaza a la Ley 22.909, que data de 1983, y actualiza la regulación para garantizar nuevos controles y darle al Estado la responsabilidad de mantener actualizado el Calendario Nacional de Vacunación y promover su efectivo cumplimiento.

(*) Dirección de Inmunizaciones. Ministerio de Salud. Provincia del Neuquén.


Comentarios


Vacunar es un bien social