Vacunas, las grandes aliadas de las mascotas

Si llegan cachorros a la casa, o si ya están crecidos, las inyecciones es uno de los pasos fundamentales para asegurarles una vida sana, protegiéndolos de enfermedades.



Cuando una nueva mascota se integra a la familia, debemos garantizarle los cuidados para que tenga una vida sana. Una buena alimentación es fundamental pero no suficiente para protegerla de bacterias y virus, por eso las vacunas son el arma más importante contra las enfermedades infecciosas.

Franco Fantini, médico veterinario (matrícula Nº 499) de Roca, explica que “primero hay que desparasitar, y luego de una semana vacunar, porque en esa semana se manifiesta generalmente el virus. A partir de los 45 días de vida en un cachorro se le administra la primera dosis”. Luego, se cuentan entre 21 y 30 días para darle la segunda dosis. En ese lapso no se lo puede bañar, ni sacar a la calle. Sí puede salir al patio”, afirma el experto. “Después de la tercera dosis se debe esperar entre siete y quince días para sacarlo a pasear, que es lo que todo el mundo quiere”, acota el veterinario.

Una mascota inmunizada es una mascota feliz.

El profesional también recomienda “cuidarlo con las comidas: no tuco, no grasa, no frituras. Siempre es mejor el alimento que viene preparado con una máquina, con dureza, consistencia y de buena calidad”.

¿Por qué se vacuna un cachorro a los 45 días? Según el profesional, “porque cuando nace mama el calostro de la madre, y ese calostro dura alrededor de 60 días. Pero a los 45 días esa inmunidad pasiva baja al 50%. Cuando ponemos la vacuna a los 45 días, el 50% de la vacuna se va con la inmunidad de la madre y el 50% restante genera una inmunidad activa propia del cachorro. La próxima vacuna va a generar más porcentaje de inmunidad activa y cada dosis que reciba el cachorro, hasta culminar, lo cubrirá por el periodo de un año que corresponde el refuerzo”.

En caso de tratarse de un perro adulto, “si se desconoce su sanidad, los pasos son idénticos. La diferencia es que no hace falta tenerlo encerrado”, explicó.

Y en los gatos las consideraciones son las mismas, excepto que en vez de tres vacunas son dos (más la de la rabia) y no se pone la vacuna de la tos.

Los mininos también son propensos a varias enfermedades.

Todo lo que hay que saber

* Las vacunas obligatorias en perros protegen contra virus del moquillo canino y parvovirus y rabia.

* Las opcionales protegen frente a leptospirosis, parainfluenza, tos de las perreras causadas por bordetella, enfermedad de Lyme y coronavirus.

* La quíntuple para perros es una combinación contra el moquillo, la hepatitis, tos de las perreras, la parainfluenza, la parvovirosis.

* Vacuna de la tos: cada seis meses.

* Rabia: anual

* Desparasitación: cuatrimestral

* La vacunación contra la leishmaniosis (enfermedad de tipo infeccioso causada por un parásito) también es opcional.


Comentarios


Vacunas, las grandes aliadas de las mascotas