Vecinalistas de Bariloche se quejan por cambios en el transporte

Esta semana se aplicaron modificaciones en la Línea 51. Juntas vecinales llevaron su planteo a la Defensoría del Pueblo y quieren que el gobierno consulte antes de tomar decisiones.



Juntas vecinales de Bariloche quieren que el municipio consulte antes de hacer cambios en el transporte. Foto: archivo

Juntas vecinales de Bariloche quieren que el municipio consulte antes de hacer cambios en el transporte. Foto: archivo

Juntas vecinales del oeste se sumaron a las quejas por los cambios de la Línea 51 y otras modificaciones en el transporte urbano de pasajeros, aplicadas por el gobierno municipal, que afectan a los usuarios.

En una nota presentada en la Defensoría del Pueblo de Bariloche expresaron su preocupación por “la constante toma de decisiones inconsultas por parte del municipio con relación al transporte público local, que en todos sus casos no benefician al usuario y que se amparan solo en justificaciones empresariales”.

En la misiva relatan lo sucedido esta semana que con la extensión de recorrido de la Línea 51, que ahora llega hasta el kilómetro 18, vino también una reducción de servicios y frecuencias más espaciadas.

Cuestionaron que el gobierno, que tiene el poder concedente en el transporte urbano, aplica una misma modalidad de realizar modificaciones en el transporte y luego retrotraen medidas, como ocurrió con el recorte del recorrido de la Línea 51 al kilómetro 13, en 2017, la quita de frecuencias nocturnas de la Línea 20 y cambios en recorridos de varios servicios por la costanera. Para los vecinalistas estas acciones “solo buscan desgastar a la ciudadanía”.

Las juntas vecinales del oeste pidieron que el municipio realice una comunicación fehaciente ante los cambios y que además abra instancias de consulta a los ciudadanos antes de tomar decisiones sobre el transporte público. Solicitan que el resultado de esas consultas sean vinculantes y no como ocurre en las audiencias públicas.


Comentarios


Vecinalistas de Bariloche se quejan por cambios en el transporte