Venezuela e Irán vuelven a ignorar las amenazas de Estados Unidos

El mismo buque que llevó petróleo hacia el puerto de San José comenzó a cargar crudo venezolano para exportarlo. Se estima que los barriles terminarán en el mercado asiático.




El mismo buque petrolero que llevó cargas de Irán a Venezuela será usado para exportar crudo de PDVSA. (foto: gentileza)

El mismo buque petrolero que llevó cargas de Irán a Venezuela será usado para exportar crudo de PDVSA. (foto: gentileza)

La semana pasada, los informes de movimientos marítimos detectaron el ingreso de un buque petróleo proveniente de Irán en un puerto controlado por la petrolera del Estado de Venezuela. A poco más de 7 días, el mismo barco que descargó los 2 millones de barriles de petróleo condensado South Pars, comenzó a cargar crudo venezolano para exportarlo.

A pesar del esfuerzo de Estados Unidos para intentar debilitar la economía del país latinoamericano y, a su vez, la de Irán, las dos naciones se las ingenian para mantener el comercio de hidrocarburos entre sí. El buque petrolero Honey, que apagó su señal satelital para burlar los controles, comenzó a cargarse de Merey 16, petróleo pesado de 16°API, producto de una mezcla crudos del Oriente de Venezuela.

De poder concretarse este envío sería el primero en un puñado de meses por parte de PDVSA, que está fuertemente controlada por la administración de Donald Trump. Vale recordar que en agosto Estados Unidos interceptó un cargamento de millones de barriles iraníes que tenían como destino Venezuela, pero nunca llegaron.

El país con las mayores reservas petroleras del mundo pelea diariamente para encontrar empresas que estén dispuestas a correr riesgos de ser sancionadas por Estados Unidos para poder realizar importaciones y exportaciones.

Se espera que la nueva carga a bordo del Honey tenga como destino final a Asia, donde Venezuela se acostumbraba a mandar su producción antes de la crisis actual. Además de petróleo, Teherán envió cargamentos de combustibles y alimentos. El presidente Nicolás Maduro utilizó las reservas de oro del país para pagar por las cargas.


Comentarios


Venezuela e Irán vuelven a ignorar las amenazas de Estados Unidos