Versiones encontradas por un supuesto desalojo

Se evitó que la toma se extienda ya que unas cinco familias intentaron tomar nuevos terrenos. Pusieron postes y alambres, pero ya sacaron todo



1
#

2
#

Ya se habían puesto carteles con los nombres de las familias y estaban cercados con hilos los terrenos.

CIPOLLETTI (AC).- A orillas de la vía, a unos 500 metros de la antigua estación de tren de Ferri, hay un pequeño asentamiento. En la madrugada de ayer hubo un incidente, pero las partes involucradas tienen distintas versiones de lo que ocurrió. Mientras la policía y los vecinos aseguran que sólo hubo un desacuerdo por la ampliación de un terreno, el intendente Aníbal Tortoriello sostiene que se evitó que la toma se extienda. Según el jefe comunal, y a raíz de un alerta de los vecinos, en la madrugada de ayer “se evitó que la toma se extienda ya que unas 5 familias intentaron tomar nuevos terrenos. Había carteles con nombre de las familias y habían puesto postes con hilo para marcar los terrenos. Los vecinos alertaron lo que estaba sucediendo”, dijo el intendente. En cambio, el comisario de la unidad 32, Daniel Uribe, aseguró: “No hubo ningún intento de toma. El COER (grupo especial de la policía), que tiene base en Ferri, habló con un vecino que ya está viviendo en la toma pero no tengo información de que un grupo de familias hayan intentando usurpar”. Gustavo Tapia, instalado en el asentamiento, y Miguel Cerda quien hace unos meses comenzó a cercar un lote, dieron su versión. “Lo que pasó es que alguien tiró todos los postes y alambrados que habían puesto algunas familias. Pero no fue anoche, eso fue hace dos meses”, dijo Tapia, que aseguró que habló “en buenos términos” con la policía, que les pidió que no “volvamos a cercar”. En el lugar casi no hay construcciones. En el costado de la vía donde ocurrió el incidente solo hay una casa de material y una casilla que instaló Tapia. Los vecinos aseguran que los postes para cerrar los lotes estaban hace dos meses y que “alguien vino y los bajó todos juntos en una noche”. En el lugar hay claros signos que se está trabajando hace tiempo. El ejemplo más claro es el lote que tomó Cerda porque ya hizo un trabajo de nivelación de tierra. Lo que no es posible saber es desde cuándo estaba alambrado. Cerda dejó una duda sobre quiénes bajaron los potes. “Esto estuvo organizado, porque los postes que yo había puesto tenían un metro de profundidad y arrasaron con todo”. Aunque el intendente informó que “recibió un llamado con alerta de que estaban realizando una toma”, el comisario explicó que “se está haciendo un operativo de seguridad en el lugar”, pero negó categóricamente que haya habido un intento de usurpación en la madrugada del sábado. Como sea, ayer había en el lugar agentes del COER. Tapia contó a “Río negro” que se acercó al grupo especial de la policía que estaban patrullando la zona. Definió la charla en “buenos términos” y explicó que “ellos le dijeron que no se puede estar acá porque es peligroso por la vía”. Ayer, el jefe comunal estuvo reunido con varios vecinos del lugar para hablar sobre distintas inquietudes de la gente. Tapia explicó durante ese encuentro, el jefe comunal le dijo que “su intención era evitar que las tomas se propaguen y que va a analizar su situación particular”. En diálogo con “Río Negro” Tapia y Cerda explicaron sobre “la dificultad de poder acceder a la vivienda” y ambos reconocieron que si bien “está mal tomar tierras, no tenemos otra solución”. “Yo quiero pagar mi casa” expresó Tapia. El hombre, de unos 40 años, se instaló en el lugar hace dos meses, en una pequeña casilla. “Yo trabajó desde los 16 años, soy un laburante y no puedo tener mi casa. Yo quiero pagar una casa pero con los precios de hoy es imposible”, expresó.

Cipolletti

Aníbal Tortoriello Intendente de Cipolletti


Comentarios


Versiones encontradas por un supuesto desalojo