Viajes gratuitos, fiestas, préstamos dudosos: los problemas de Wulff

Las denuncias que provocaron hoy la dimisión del presidente alemán Christian Wulff se multiplicaron a lo largo de los últimos dos meses.



Incluyen vacaciones gratuitas pagadas por empresarios, invitaciones a fiestas, créditos inmobiliarios muy ventajosos y facilidades para comprar bienes de consumo.

La gran mayoría de ellas se remiten a su época como primer ministro del estado federal de Baja Sajonia, que gobernó hasta 2010.

Los hechos más llamativos que denunció la prensa alemana en las últimas semanas son:

VACACIONES GRATUITAS: La fiscalía de Hannover investiga unas vacaciones que Wulff pasó en 2007 en la isla de Sylt, en el mar del Norte, a invitación del productor cinematográfico David Groenewold. Los gastos los asumió Groenewold, pero Wulff asegura que después le devolvió el dinero en mano, al contado. Una de las empresas de Groenewold había solicitado previamente garantías estatales para un crédito de cuatro millones de euros. El mismo empresario le había pagado la diferencia entre una habitación normal y una suite en un hotel cinco estrellas donde se alojó cuando visitó la Fiesta de la Cerveza “Oktoberfest” de Múnich en 2008.

PRÉSTAMO INMOBILIARIO: En 2008 Wulff recibe un crédito personal de la esposa de un empresario amigo, Egon Geerkens. El préstamo es de medio millón de euros y Wulff lo utiliza para financiar una casa particular para su segunda esposa. Ante el Parlamento regional de Baja Sajonia Wulff declara sin embargo no tener ninguna relación comercial con Geerkens, a quien incluyó en una comitiva oficial a China. Hace pocas semanas Wulff “lamentó” en un comunicado no haber revelado antes el crédito.

CRÉDITO BANCARIO: Para devolver el préstamo personal de Edith Gerkens, Wulff negocia un crédito con el banco BW-Bank, con tasas de interés muy ventajosas, por debajo del promedio habitual. En diciembre de 2011, después de conocerse la transacción, Wulff y el banco cierran trato por una hipoteca a largo plazo y a condiciones de mercado. La fiscalía no ve hasta ahora indicios para abrir un expediente.

LIBRO: En diciembre de 2011 se revela que un empresario pagó la campaña publicitaria de un libro de entrevistas con Wulff publicado durante la campaña para las elecciones regionales de 2008.

VIAJES: En diciembre de 2010 Wulff, ya presionado por varias denuncias, divulga una lista con seis viajes particulares que hizo entre 2003 y 2010, en mayor parte gratuitos, y en los que fue huésped de varios empresarios amigos. Entre los destinos figuran una finca en Mallorca y una mansión en Florida (EEUU).

LOBBY: Wulff destituye de forma inesperada a su portavoz y hombre de confianza desde hace años, Olaf Glaeseker, sin dar mayores explicaciones. En su primera declaración personal ante los medios sobre el escándalo, pide perdón por el manejo del crédito y por no haber actuado con mayor transparencia. Entre tanto, Glaeseker es investigado por sospecha de corrupción.

INFLUENCIA EN MEDIOS: El 12 de diciembre pasado, Christian Wulff se encuentra en gira presidencial por países árabes pero llama por teléfono al jefe de redacción del dairio más leído del país, “BILD”, Kai Diekmann, en un intento de influir la cobertura del diario sobre las denuncias sobre un sospechoso crédito bancario. Wulff habla de “ruptura absoluta” y “declaración de guerra” con el poderoso diario de masas.

dpa


Comentarios


Viajes gratuitos, fiestas, préstamos dudosos: los problemas de Wulff